Review

Final Fantasy Explorers

El juego perfecto para tus primeros pasos en el divertido ejercicio de la caza de monstruos

LEVELUP

7

Bueno

PROS:

Fan service

Muchas horas de juego

Profundidad en la creación de armas

Enemigos difíciles

Gran multijugador

CONS:

Es repetitivo

Jugar a solas se vuelve aburrido

La comunicación es complicada

Caída en los cuadros por segundo

Efecto 3D casi inexistente

Combinando los elementos más básicos de los títulos de caza con el amplio universo de criaturas que tiene la franquicia más importante de Square Enix, llega Final Fantasy Explorers para Nintendo 3DS, título que sirve para presentar el popular género a los curiosos que le temen por pensar que será muy complicado. Se trata de un juego que te puede hartar por ser tan repetitivo, pero te recompensa cuando concluyes satisfactoriamente una misión.

Final Fantasy Explorers ocurre en una isla a la que acuden exploradores de todo el mundo porque en su centro hay un enorme cristal muy atractivo para los humanos porque da poder a todas sus creaciones. En este lugar habitan desde las criaturas más diminutas y mortíferas hasta las más grandes y devastadoras. El escenario pinta para que se lleve a cabo el evento más épico de todos, pero por desgracia, su presentación gráfica es pobre.

El objetivo del juego es muy claro: cumplir misiones, obtener ítems, crear armas, subir de nivel y capturar a los eidolons

Sí, en esta entrega hay una historia, pero la olvidas en menos de una hora y no porque tengas problemas de retención. La trama pasa a segundo plano porque el objetivo del juego es muy claro: cumplir misiones, obtener ítems, crear armas, subir de nivel y capturar a los eidolons, que en su mayoría son las conocidas invocaciones del universo de Final Fantasy. El reto es el único motivo por el que continúas en Final Fantasy Explorers, pues entre más difícil es el obstáculo, más grande es la recompensa que recibes.

Caballeros, magos, monjes y demás jobs vuelven a tener el protagonismo que habían perdido
Caballeros, magos, monjes y demás jobs vuelven a tener el protagonismo que habían perdido

Por otra parte, uno de los puntos sólidos del título es la creación y mejora de armas. ¿Por qué? Porque el individuo que tiene la única obligación y misión en la vida de venderte artículos, rara vez actualiza su inventario y sus precios son exagerados. En cambio, subir los atributos de una espada o una lanza con los objetos que consigues durante las partidas es muy satisfactorio porque sientes que las horas invertidas en el juego valieron la pena. Pero no todo es miel sobre hojuelas, aquí también es muy fácil caer en la repetición, y eso provoca que siempre estés en la delgada línea que separa a la perseverancia del abandono.

Algo de lo que pecan Final Fantasy Explorers y los últimos juegos con temática como la de Monster Hunter es la falta de variedad en el diseño de calabozos. Es como si los creadores siguieran un patrón para darte a entender que en los espacios más estrechos hay pequeños enemigos y en los amplios, jefes que derrotar. Hace falta el factor sorpresa que te ataque y rompa la rutina con que desarrollas tu aventura.

Un detalle que alegrará a los seguidores de Final Fantasy desde sus inicios es que en Explorers los jobs tienen una importancia que no veíamos desde hace mucho. Al inicio del juego cuentas con pocas opciones de personalización, pero con el paso del tiempo y conforme progresas a tu personaje, desbloqueas más, detalle que ayuda a pasar más fácilmente este título que supera las 40 horas.

Supera las 40 horas

La personalización de tu clase no se reduce a elegirla y subirla de nivel, pues por cada misión que cumples obtienes puntos que ayudan a obtener más de una habilidad para tu personaje. El tema no termina ahí, también puedes conseguir las versiones mejoradas de las que ya tienes para ocupar su lugar, así que no está de más visitar de vez en cuando el enorme cristal que se encuentra en la costa para saber cuáles puedes añadir a tu personaje.

Mientras cumples las misiones y usas tus habilidades, te das cuenta de que hay un número que se incrementa en la esquina superior izquierda de la pantalla principal. Esta cantidad sirve para activar acciones que te permiten, al menos durante unos segundos, ser invulnerable y soportar los ataques de los eidolons.

Yuna y Tidus son tan sólo algunos de los héroes que cobrarán vida en Final Fantasy Explorers
Yuna y Tidus son tan sólo algunos de los héroes que cobrarán vida en Final Fantasy Explorers

Del lado de las misiones, hay que dejar claro que la curva de dificultad crece paulatinamente. Pasas por el tradicional entrenamiento, luego cumples con tareas de matar cierta cantidad de monstruos y después te piden enfrentar a los eidolons. Derrotarlos no es sencillo porque están pensados para que los ataques con 2 o más exploradores. Lanzarse a solas no hace imposible cumplir la tarea, pero sí es muy duro.

Más adelante el juego presenta una especie de escenario alternativo. Si hubiera que equipararlo con algo, sería con Pokémon, ya que tienes oportunidad de capturar a los monstruos que te hicieron la vida de cuadritos la primera vez que te enfrentaste a ellos, lo malo es que no es tan fácil como lanzar una pokebola. Tienes que bajar al límite la línea de salud de la enorme criatura y pedir al destino (porque parece más un momento aleatorio) que te permita capturarla. Independientemente, también es posible crear tus esbirros, sin embargo, eso depende de tener los materiales necesarios y de contar con suficiente dinero. A esto hay que agregar que tus pequeños monstruos tampoco serán los más capaces del mundo; su inteligencia artificial es cuestionable y, al mismo tiempo, cuando van detrás de ti se enciman y parece que forman una especie de quimera.

El tema económico también es importante y debes saber que es lo más desbalanceado del juego. Gastas a la hora de crear armas, comprar ítems, fusionar monstruos y cumplir las misiones secundarias. La verdad es que el dinero no alcanza y para obtener más debes ajustar las opciones antes de cada misión para que tus ataques sólo bajen la mitad, tengas menos tiempo para cumplir las misiones o los enemigos sean más duros. Esto no está mal; de hecho, son parámetros opcionales, pero si no los ajustas únicamente obtienes beneficios básicos.

El pilar de Final Fantasy Explorers está en su modo multijugador, que es entretenido gracias a que la estrategia es parecida a las que vemos en los juegos masivos en línea. Por ejemplo, además de tener en tu equipo a personajes que ataquen de cerca, no está de más incluir alguno que asista a los demás ayudándoles a recuperar su salud mientras combaten. Son muchas las variables a las que tú y tus amigos pueden recurrir mientras cumplen las misiones que les fueron asignadas.

Explorers no sería una buena entrega de Final Fantasy si no ofreciera fan service, como la posibilidad de transformar a tu personaje en algún de héroe de la serie como Lightning o Cloud. Si esto es insuficiente, también cuentas con muchas armas conocidas. Da gusto que Square Enix se haya esforzado para conservar estos detalles que son una especie de regalo para los leales fanáticos que están al tanto de todo lo que la compañía hace.

En un principio, pensé que Final Fantasy Explorers era un forzado intento por entrar en el mercado de los juegos de caza, pero con el paso de las horas llegué a la conclusión de que es una presentación muy sencilla del género que domina Monster Hunter. ¿Hacía falta un título como éste? Tal vez no, más aún cuando tienes opciones mucho más atractivas y robustas de mundo abierto como Final Fantasy XIV: A Realm Reborn. Además, sufrirás si juegas desde un 3DS convencional por el tema de la cámara, la cual terminas controlando con el pad direccional, mientras que toda la acción la llevas con el stick análogo y los botones. Por otro lado, si usas un New 3DS o un Circle Pad Pro, encontrarás que la experiencia se siente óptima. Un punto que tal vez decepcione a los más exigentes, es que el efecto 3D es casi inexistente, si no es que nulo, lo cual se justifica por el tamaño de juego, así que no esperes ver esos efectos tridimensionales por los cuales fue creada esta portátil.

El factor entretenimiento estará presente si tienes con quien jugar. Es más, si encuentras una comunidad en LEVEL UP no dudes en entrar en ella y armar tu equipo, pues así comprenderás que el pilar de esta clase de entregas es el multijugador en línea y local, no su presentación gráfica. Ahora, si no hay con quien compartir todo lo que Final Fantasy Explorers ofrece, te toparás con monstruos que no ayudan mucho y un mundo repetitivo que retará tu paciencia, pues donde más brilla este título es en su multijugador.

¿QUÉ TE PARECIÓ Final Fantasy Explorers

?

7 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

7 Usuarios han calificado este juego.

Terrible

Terrible

Muy Malo

Muy Malo

Malo

Mediocre

Bueno

Muy Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

8.4

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos