Un vistazo a algunos juegos “sobrevalorados”

Juegos que no son malos pero se les da más crédito del que merecen


Pasa en los videojuegos y en prácticamente todos los medios, no faltan esas piezas de arte que si bien no son malas por defectos, si se les valora más de lo que deberían. Con una calidad quizás subpar, mala o buena, pero no falta el fandom que se genera que decide hacer más ruido por el juego del que el realmente debería tener y son considerados como “la segunda venida de Cristo”. Con ello en mente, este es nuestro listado de los juegos más sobrevalorados del último tiempo.

Metal Gear Solid V: The Phantom Pain

La supuesta “obra maestra” de Hideo Kojima, el cierre de una de las franquicias más populares en la historia de esta industria, no fue más que un buen juego, demasiado corto y con poca sustancia. Alabado por la crítica y los fans mas hardcore, si, pero no puede negarse que uno queda con gusto a “meh” luego de finalizar la historia principal. Konami ha intentando como loco extender la vida útil del juego con docenas de misiones FOB repetitivas y un multijugador basado en sombreros, no entendemos como fue nominado por varios sitios y premiaciones dentro de lo mejor del 2015. Si, una gran experiencia, lástima que fuese tan decepcionante al final del día.

Halo 2

Una vaca sagrada de los videojuegos. La esperada secuela de la aventura de Microsoft fue un excelente juego, el que quizás tuvo demasiadas expectativas, luego de convertir a Master Chief en la mascota de Microsoft. A mucha gente no le agradó que no jugarás con Master Chief todo el tiempo, de hecho tomabas control de Arbiter en algunos momentos (Hola Metal Gear Solid 2), el argumento tampoco fue el más revolucionario, sumado a ese horrendo final de cliffhanger construido específicamente para crear la tercera parte. Sumamos su multijugador que varios encontraron desbalanceado con varias armas “overpowered” y el resultado es un buen título, pero no logró equiparar el fenómeno del primero.

Call of Duty

La franquicia de Call of Duty año a año continúa produciendo millones de dólares en ganancias para Activision, razón por la cual vemos uno nuevo cada 12 meses, pero no se equivoquen, la fórmula siempre ha sido la misma, y cuando tuvieron la opción de cambiar este año, jugaron seguro y seguimos avanzando hacia el futuro, en lugar de tomar el paso de Battlefield y regresar a la Primera Guerra Mundial, como muchos querían. Por más que los jugadores casuales lo amen (honestidad brutal), las experiencias de CoD no varían mucho de año a año, todo sumado a los desesperados intentos de hacerlo un eSport, uno de los mas poco interesantes del universo, y por todo eso, a pesar de ser una gallina de huevos de oro, es una sobrevalorada.

League of Legends

Nos metemos en terreno denso, y queremos aclarar de inmediato de que no odiamos este juego por tener una de las fanbase más tóxicas de todas, si fuera por eso también incluiríamos Undertale y Minecraft en el listado. No, lo que ocurre es que (con ciertas excepciones) League of Legends es un juego balanceado, colorido, bien construido, pero que su maquinaria de publicidad y competencias lo han pintado como si fuese el único videojuego que necesitarás en toda tu vida y que no existe juego rival alguno que se le acerque a su grandeza, produciendo un raro caso donde el juego se sobrevalora a sí mismo.

Como dijimos, no hay nada malo en el juego, es solo que te lo encuentras en todas partes, su presencia es casi forzosa, y hasta hay quienes admiten que lo juegan solo porque sus amigos lo hacen y no quieren quedarse fuera del grupo. Es un caso único de sobrevaloración, más aún teniendo otras opciones iguales o mejores (dependiendo del público) como Heroes of The Storm o Dota 2, por lo cual merece su puesto en nuestro listado.

Pokémon

Vamos a tocar la fibra nerviosa de varios fanboys con esto. Pero hay que decir las cosas como son. En los noventas el juego fue revolucionario, nos presentó una forma completamente nueva de acercarse y disfrutarse de esta industria, generando una gran aventura y de paso lazos sociales con los intercambios y batallas. El tiempo ha pasado y si bien el dicho menciona “Si no está roto, no lo arregles”, lamentablemente llevamos jugando exactamente lo mismo por 20 años.

Muchos apuntan sus dardos a Call of Duty por no innovar y ser lo mismo con otra apariencia anualmente, sin embargo al parecer Nintendo obtiene pase gratuito cuando lleva realizando lo mismo con Pokémon por ya 2 décadas. No importa cuantas bayas, concursos de belleza, criaturas con forma de llavero y modos de batalla añadas, la fórmula sigue siendo la misma, y gracias al hardcore esta se mantiene con vida, pero eso no le quita lo sobrevalorado que esta.

Five Nights at Freddy’s

Dudamos que a estas alturas del ruedo no concuerden con esto. Pueden negarnos en los juegos anteriores, pero no puede negarse que la saga de Freddy ha alcanzado niveles ridículos de popularidad por tener un buen concepto pero ejecutado a medias. Revivió la escena independiente de los juegos de “terror”, algo que no veíamos desde Slender: The Arrival, sin embargo su calidad técnica y pobre gameplay basado más en sustos que otra cosa, lo ha convertido en un éxito de YouTube, pero más que nada por las reacciones de la gente, no por la calidad misma del título.

Si, es un concepto genial en el papel, pero su sobre explotación por parte de la gente y del mismo creador han desgatado algo que debemos admitir comenzó como una propuesta sumamente original y fresca, pero con el pasar del tiempo se vuelve predecible y aburrido. El punto principal es como mucha gente lo considera como “el mejor juego de terror de todos los tiempos”, dejando a títulos como Silent Hill o Resident Evil como meras alpargatas en su legado. Es una premisa muy entretenida, pero demasiado simple y que pierde su valor luego de 20 minutos. Sumado a sus excesivas y rápidas secuelas y clones, y que es mas divertido de ver que de jugar, merece su lugar como uno de los juegos más sobrevalorados de todos los tiempos.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos