¿Serás un abuelo gamer?

Seremos una generación que seguirá jugando cuando envejezca si la industria lo permite


"¿God of War...? ¡Qué diablos es eso!", quizá preguntarán tus nietos a la hora de comer, mientras recuerdas los remotos días del PlayStation 4. "¿Marcus... quién?" tal vez exclamen con curiosidad los niños pequeños cuando eches pestes sobre los juegos del futuro. Un escenario así suena a disparate en ésta que podríamos catalogar como la edad dorada del millenial, pero qué tal en 25, 30 o 50 años. ¿Seguirás jugando? Y, si la respuesta es afirmativa, ¿qué jugarás?

La idea de un abuelo gamer resulta un poco extraña en la actualidad. Ya hay muchos adultos mayores que juegan, incluso algunos son streamers, pero no son la mayoría. Sin embargo, los tiempos están cambiando y mientras tu abuelo o abuela te hablan de Charlton Heston, María Grever, Paul Whiteman y otras figuras que quizá dejaron de existir incluso antes de que nacieras, me pregunto qué patrón seguiremos nosotros —y con "nosotros" me refiero a ti también—, cuando lleguemos a su edad.

Cuando charlamos de esto, la conclusión a la que llegamos invariablemente es que seremos una generación de ancianos diferente, y suena lógico. Los pasatiempos de la gente de la tercera edad actual vienen pautados por brechas generacionales y tecnológicas considerables; nos resultan ajenos y en exceso, simples. La hipótesis es que, sin importar la edad, los jugadores seguiremos invirtiendo innumerables horas en mundos de polígono y en sofisticados artilugios de entretenimiento electrónico. ¿Cuáles? Es difícil saberlo, pero los números avalan esta predicción. De acuerdo con datos de la ESA, poco menos de un tercio (26%) de los jugadores en Estados Unidos tiene más de 50 años y para cuando sea 2045, estaríamos hablando de unos 105 millones de jugadores estadounidenses con el cabello canoso. Puesto de otro modo, quienes jugaron antes de nosotros lo siguen haciendo; las generaciones de gamers están envejeciendo y, naturalmente, un día tú serás un gamer veterano... muy veterano.

YA NO TE GUSTARÁ LO MISMO

¿Podremos seguir pegados al control entonces? ¿Es ésa una visión realista de tu futuro y el mío? Después de todo, si los adultos mayores de ayer y hoy comparten conductas y un estilo de vida ajeno a la tecnología, podríamos suponer que hay algo de ineludible en ello.

La brecha generacional tiene mucho que ver en esto, pero ciertamente hay algo de "natural" en esos hábitos. En la medida que dejes de ser el chico o la chica apuesto o apuesta que eres hoy (sí, ajá), para convertirte en un adulto contemporáneo y después en un adulto mayor, tu cerebro cambiará y esos cambios naturales jugarán un rol en tus facultades, así como en tus preferencias. "Es normal que con el paso de los años se deteriore la capacidad mental, sobre todo en las áreas de conducta, memoria, atención y concentración", me explicó la médica gerontóloga Rosa María Guadalupe Pérez Lara, quien tiene más de 15 años de experiencia tratando a personas de la tercera edad. "Esto sucede por disminución del peso cerebral", continuó, "por pérdida de neuronas y disminución de neurotransmisores." Pero antes de que te desgarres las vestiduras y quieras jugar todo lo posible antes de envejecer, hay que aclarar que lejos de ser un impedimento categórico, lo anterior podría suponer meros cambios en el tipo de juegos que preferiremos, no un abandono total del entretenimiento electrónico y, si lo abandonamos, no será forzosamente por nuestra salud. Probablemente dejes atrás Overwatch y optes por experiencias más narrativas que competitivas o frenéticas, lo cual también tiene implicaciones importantes para los atletas electrónicos quienes, de confirmarse esto, tendrán una trayectoria limitada. Y, de nueva cuenta, la estadística lo corrobora: un estudio efectuado por la firma de análisis, Quantic Foundry, reveló que el interés por la competitividad en los videojuegos cae estrepitosamente conforme transitas de tus 15 años a tus 55 años.

En la medida que nos hacemos más viejos, nuestras preferencias en cuanto a medios se tornan más gentiles

"En la medida que nos hacemos más viejos, nuestras preferencias en cuanto a medios se tornan más gentiles. La violencia es menos interesante e innovadora, mientras que mecánicas ingeniosas y buenas historias se vuelven más importantes.", me dijo el profesor de diseño de juegos aplicado en la Universidad de Miami, Bob De Schutter. Con ello en mente, es razonable anticipar que géneros como la aventura gráfica, el juego de rol y hasta la estrategia en tiempo real cobren todavía mayor relevancia, mientras que los shooters poco a poco abandonen tu dieta de entretenimiento. Eso, en el entendido de que el videojuego conserve sus conceptos actuales y de que la industria ataque un mercado masivo de gamers veteranos. Y lo anterior nos lleva al verdadero meollo del asunto porque, de que envejecerás, envejecerás, pero si la industria sigue operando como si todos tuviéramos 15 años habrá un problema, uno que quizá te aleje de los juegos. ¡Piénsalo un segundo! ¿Cuántos títulos que no sean Brain Age considerarías genuinamente comprensibles y deleitantes para tus abuelos hoy? Muy pocos, pero no creo que a nuestra generación le encante la idea de que, cuando pasemos los 60 años, estaremos condenados a vivir junto al doctor Kawashima.

"En general, las preferencias de contenido cambian y los juegos deben considerar ser accesibles para adultos mayores. ¿Lo anterior precisa nuevos géneros? Desde luego que no, pero no me sorprendería ver [nacer] nuevos géneros y géneros híbridos que sean más populares entre gamers mayores. En particular, juegos que les recuerden su pasado o aprovechen una vida rica en historia.", añadió De Schutter e imagino una futura camada de juegos "retro" que en vez de apelar a los 8 bits, exploten la nostalgia por la era del PlayStation 3 o el Xbox One. ¿Cómo lucirá eso? Resulta difícil de imaginar pero definitivamente encaja en lo que De Schutter describe.

¿DE QUÉ DEPENDERÁ QUE SEAS UN ABUELO GAMER?

Entonces, para que la mayoría de nosotros pueda seguir jugando —no solamente los más clavados— primero harán falta cambios en la forma como la industria de los videojuegos ve a su mercado. Hoy, el jugador promedio, el que invierte más tiempo y dinero en entretenimiento electrónico, tiene entre 35 y 38 años, pero seguirá envejeciendo y, si el negocio no quiere perder su atención, tendrá que acoplarse con el tipo de persona en el que se convertirá dentro de 20 o 30 años: una persona que probablemente padezca más de un achaque que le impida jugar títulos como los de hoy.

"Los juegos necesitan ajustes de accesibilidad (contrastes de color más claros, ajustes de audio, etcétera) a fin de mantenerse aptos para la gente que tiene discapacidades propias de la edad.", advirtió De Schutter. "Sin eso, las estadísticas estiman que el 50% de nosotros ya no podremos seguir jugando al llegar a 65 años de edad. Así que esperemos que la accesibilidad se vuelva una parte importante de las herramientas del diseñador."

Sin eso (ajustes de accesibilidad), las estadísticas estiman que 50% de nosotros ya no podremos seguir jugando al llegar a 65 años de edad

Asumiendo que esta transformación ocurra, resta otro tema a tratar: el estado de salud física y mental en el que llegarás. ¿Cuál será el legado que tantas horas con un mando en la mano dejarán a tu yo del futuro? La respuesta tiene varias facetas y las opiniones al respecto son diversas.

Pérez Lara considera que "dentro de 30 o 40 años, los jóvenes de ahora continuarán actualizándose en lo que a entretenimientos tecnológicos y videojuegos se refiere.", y sí, habla de ti. "Ellos mismos serán adultos mayores cercanos a los videojuegos, manteniendo sus funciones cerebrales cognitivas sanas durante más tiempo", añade. Pero ésa no es la única perspectiva. Para la subdirectora de Investigación Biomédica del Instituto Nacional de Geriatría, María de Lourdes Ávila Alva y el subdirector de Investigación Epidemiológica Geriátrica, Raúl Medina Campos, los videojuegos ayudarán en algo, pero no te harán un abuelo con menos deterioro cognitivo por sí solos. "El uso genérico de videojuegos no puede asociarse como un factor que proteja a las personas del deterioro cognitivo.", señalan. "Sin embargo, puede ser una herramienta que favorezca un estilo de vida saludable, lo cual sí tiene un impacto directo en la prevención del deterioro físico y cognitivo de las personas. Se puede optar por videojuegos dinámicos que contrarrestan el sedentarismo, imponen retos individuales, apoyan la autogestión de la salud e incluso favorecen la integración social del individuo." Vaya, ciertos juegos te ayudarán a ser un abuelo más sano, pero no serán el remedio fantástico a los achaques cognitivos que todos los adultos mayores padecen.

Y también está el lado negativo: que terminemos siendo una generación de abuelos con más problemas crónico-degenerativos causados por una vida sedentaria. En otras palabras, si no hacemos del videojuego algo dinámico, cabe la posibilidad de que seamos adultos mayores obesos y con más incidencia de diabetes, hipertensión, problemas de vista y de oído que las generaciones actuales de personas de la tercera edad. Entonces, si ya de por sí muchos abuelos hoy tienen diabetes, supongo que a nosotros nos espera la súper diabetes o algo por el estilo, a menos que tomemos medidas activas para prevenirlo.

Ahora bien, aquí se está asumiendo que el mismo apetito tecnológico que nos permitió estar a la vanguardia hasta la fecha, permanecerá estable a futuro y bastará como para estar al corriente con el vertiginoso avance en materia de dispositivos, tanto de videojuego como de comunicación, pero no existe garantía de ello, como bien lo señalan los miembros del Instituto Nacional de Geriatría.

Las habilidades digitales que hoy en día les permiten interactuar (...) no necesariamente garantizan que podrán hacer uso de las tecnologías que dominen el mercado cuando sean adultos mayores

"Los adultos mayores del futuro, que hoy se encuentran entre los 30 y 45 años, han desarrollado habilidades digitales para interactuar con las tecnologías que dominan el mercado laboral y social.", reconocen. "Sin embargo la industria se sigue transformando a una gran velocidad por el desarrollo tecnológico tan acelerado que caracteriza a la época actual. Por lo que las habilidades digitales que hoy en día les permiten interactuar con dispositivos táctiles y diferentes aplicaciones, no necesariamente garantizan que podrán hacer uso de las tecnologías que dominen el mercado cuando sean adultos mayores." En pocas palabras, bien podríamos quedar atrás dependiendo de nuestras circunstancias de vida personales y, sencillamente, no comprender lo que nuestros nietos estén jugando en 20 o 30 años.

Asumiendo que alimentemos nuestra pasión con consistencia y lleguemos con capacidades cognitivas relativamente sanas, ¿podremos mantenernos así sólo con videojuegos? La respuesta es no. Para los adultos mayores de hoy, los videojuegos son un buen ejercicio mental porque representan una actividad nueva y lo nuevo es bueno para la mente de los abuelos, pero para cuando tú seas un abuelo, los juegos quizá no sean precisamente extraordinarios como experiencia. Entonces, tanto la gerontóloga Pérez Lara como De Schutter coinciden en que necesitarás algo diferente para poder estimular tu cerebro.

"También se ha dicho que es importante seguir el camino menos recorrido: hacer cosas que no hacías regularmente. Con ello en mente, hipotéticamente podríamos decir que sería una buena idea para las futuras generaciones de gamers tomar parte en nuevas actividades como aprender algo diferente. ¿Quizá los gamers necesiten jugar golf, mientras que los golfistas necesiten jugar EA Sports Rory Mcllroy PGA Tour?", especula De Schutter.

REALIDAD VIRTUAL PARA PIERNAS AGOTADAS

Otra parte importante para cuando seas un gamer viejo, será la interacción social. Hoy que vas a la escuela o al trabajo, la vida parece estar tan llena de ocupaciones y quizá jugar represente sólo una fracción de ellas, pero cuando te retires en 30 o 40 años (si es que puedes retirarte y no debes trabajar hasta el último día de tu vida por la situación económica), jugar tal vez sea lo único que puedas hacer. El asunto es que los estímulos sociales resultarán tan importantes como los intelectuales para mantener una mente aguda. Entonces, esto se presta para otra reflexión: ¿qué tan positivo será mantener los mismos hábitos de juego en una edad avanzada?

Bueno, eso depende. Si cuando seas viejo te olvidas del mundo y solamente juegas, entonces tendrás más riesgo de deprimirte, estarás físicamente inactivo —lo cual también puede tener consecuencias adversas—; existe mayor riesgo de muerte, presión sanguínea alta, en fin. Todo mal. Pero si no puedes moverte aunque quieras, entonces podrás apoyarte en tecnologías que apenas parecen estar entrando en escena, tales como la realidad virtual.

"La realidad virtual definitivamente será importante para adultos mayores que tengan problemas con su movilidad. Pero resultará menos interesante para quienes tengan vidas sociales muy ocupadas.", acota De Schutter. Mis abuelos, por ejemplo, ya no pueden salir a la calle y eso definitivamente afecta su estado de ánimo. Me pregunto entonces qué sería de ellos si pudieran viajar a otros países vía realidad virtual. Un buen ejemplo es el video de abajo y realmente no se ve mal.

Un detalle adicional a considerar es que, si bien el juego local ya no vive sus mejores días, el entretenimiento electrónico como tal atraviesa por una de sus etapas más sociales y títulos como Pokémon GO! se prestan para esperar grandes experiencias del videojuego a futuro, experiencias que probablemente sean ideales para el gamer del futuro que llegues a ser.

"¿Que si recordaremos Call of Duty y Master Chief como nuestros abuelos recuerdan Casablanca o a Humphrey Bogart? Eso depende de lo que impliques en esa comparación. Que si recordaremos jugar ciertos juegos (y tal vez ciertos personajes) con el cariño que nuestros abuelos recuerdan ciertas películas? ¡Absolutamente!", concluyó De Schutter. Así que sí... el escenario del comienzo es absolutamente posible y probable. Dentro de 30, 40 o más años vas a recordar tus juegos de hoy del mismo modo que tus abuelos hoy recuerdan cosas que para ti resultan absolutamente antiguas. Es una idea extraña, ¿no? Y sí, también es probable que sigas jugando. ¿Qué jugarás? Eso dependerá, en buena medida, de la forma como los videojuegos se transformen, pero serás y seremos abuelos gamers y eso es formidable.

NOTA: Este artículo sufrió modificaciones respecto a su versión original debido a la respuesta de miembros del Instituto Nacional de Geriatría

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos