Como las empresas en Chile ven a los gamers del país

Es temporada del día del niño y los publicistas lo saben


Es esa maravillosa época del año nuevo, se acerca el día del niño y el silencioso evento Festigame de este año (que ha hecho poco ruido comparado a ediciones anteriores), y los publicistas y empresas del retail bien lo saben, donde comienzan a sacar sus armas para poder acercarse al público infantil y juvenil, tratando de mostrarse mas cercanos y como "expertos" en el tema. El problema es que nunca logran siquiera acertar un poco.

Lo vimos hace unos años con la infame campaña de Gamers Revolution de Falabella, donde se mostraban a "anónimos" cargando un proyector por importantes lugares de Santiago jugando Call of Duty, buscando apelar al jugador más edgy de la internet. El problema es que al final del día todo el mundo se burló por lo ridícula de la campaña, donde nadie que se considere fan de los juegos se sintió identificado por la "rebeldía" que mostraba dicha campaña.

Ahora la multitienda Ripley trae a la vida una webserie llamada "Gaming House", donde cuentan como la solución mas simple a todos sus computadores y consolas que les robaron es simplemente pedirlos en línea a tienda en cuestión, solo para la misma tienda se equivoque de casa y terminen sus nuevos objetos donde una abuelita.

El concepto sinceramente no es malo, el problema está en lo irrisorio de una situación, realmente queremos saber de que vienen estos cabros para tener tanto dinero y llegar y comprar todo lo que necesitan reponer. Sin mencionar que durante absolutamente todo el video hacen referencias a videojuegos, porque claro, todos los que jugamos hablamos todo el día en clave deseando vivir en una realidad virtual.

No solo causó el "Cringe" de las personas que lo vieron, Ripley ocultó el video de YouTube y lo dejó sin listar, por lo que dudamos si veremos el segundo episodio de la Gaming House. Solo está disponible el tráiler.

Sumado a eso está la campaña de Paris, quienes con tal de promocionar sus ofertas gamers, al igual que Ripley, reclutaron al popular cantante Leo Rey, el cual es denominado como el "Campeón Nacional de Mortal Kombat" y "El Gamer Número 1 de Chile" en sus materiales publicitarios y comunicados de prensa.

Esto también ha "rustleado los jimmies" de las comunidades, sobre todo de la FGC, quienes si bien conocen y han compartido con Leo, no es para elevarlo tanto ante otros talentos nacionales que juegan cosas mas modernas (Leo Rey se especializa en Mortal Kombat II). Aún así defienden a Leo de solo estar haciendo la pega y que son los publicistas quienes lo venden así, él no se siente de este modo.

Todo esto no deja de mostrar una triste realidad de como se perpetúan estereotipos y como ven las marcas y "expertos" en publicidad al mercado de gamers, el cual crece cada vez más en el mundo y se legitimiza como una forma válida de entretenimiento. A la gente le agradan los videojuegos, pero son campañas como estas, donde no se invierte un mínimo de tiempo en investigar y conversar, que provocan un rechazo inmediato , donde quedamos todos como "chaleco de mono" y el círculo vicioso jamás se rompe.

A las marcas se les olvida que durante la mayor parte del tiempo somos humanos como cualquier otro. Con hobbies, trabajos, alegrías y sueños. Pero eso no vende. Y esa es la realidad. Y además al final del día a todos esto se nos va a olvidar lo que acaba de ocurrir en unas semanas, después de todo es solo por la temporada y pasaremos a quejarnos de algo más. El próximo año a esta misma hora y mismo canal probablemente nos repetiremos el plato. El punto va a estar en is decidimos darnos un festín con él. Solo esperemos la receta del chef mejore siquiera un poco, uno que otro condimento no viene mal.

Así estamos... nadie quiere un cambio.

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo

 
 
  • Mejores

  • Nuevos