Ser Gamer después de los 30: Videojuegos y el pasar de la edad

A pesar de las diferencias etarias, la pasión continúa


¿Ser Gamer? Parece ya una militancia. Es esa voz de los que juegan, pero que por sobretodo disfrutan, opinan y degustan este Universo Gaming. Ser Gamer ya no es un vicio, sino un placer. Ya no es una enfermedad, sino una manía endiosada. Opinen lo que opinen este virus dulce ya ha carcomido a muchos.

Consumió gustosamente a los niños de antes. Aquellos que batallaron por Sega o por Nintendo. A los de mucho antes que jugaron Moctezuma o se deleitaron con Pac-Man, Centipede, Space Invaders y quizás ya tantos videojuegos o arcades olvidados. Pero ¿Qué fue de ellos? Dónde está aquel sobreviviente de generaciones, el veterano rejuvenecido, el salvador de princesas, el mega-hombre de aquellas ciudades futuristas. Muerto no lo veo, ni perdido tampoco.

Cuando empecé en pensar en aquello, empecé a investigar rápidamente de sus entrañables historias. Hallé datos interesados, por ejemplo:

“La Asociación Española de Videojuegos (AEVI) junto con SigmaDos ha publicado este año Videojuegos y adultos, un informe de cómo es el consumidor español de estos productos, con noticias tranquilizadoras para todos los que rondan ya los cuarenta y prefieren jugar un rato al Call of Duty o al FIFA que salir a tomar algo. De los 15 millones de jugadores, el 37% tiene entre 35 y 44 años. Las mujeres (47%) juegan casi tanto como los hombres (53%), desmontándose así el mito de que sea una actividad fundamentalmente masculina” (AEVI, 2016: 44)

¿Y EN CHILE?

“Según la Encuesta de Adimark solo el 3% de los gamers chilenos supera los 37 años de edad. (Adimark, 2017: 15)”

Las diferencias geográfico-culturales son evidentes. Europa es el Viejo Continente, y por ende, el poder de los gamers de mediana edad es increíblemente diferente versus los gamers en Chile que, digámoslo bien, somos aún un Pueblo Joven.
Pero para ello es importante considerar que si bien en Chile los gamers de 40 no son los “más jugones” si son los que promocionan la entrada a sus hijos generando hoy en día un número cada vez mayor de consumidores.

Hoy nos queda pensar más que los datos, la enorme influencia que ha tenido hoy en día su existencia. Muchos Millenials hoy conocen los videojuegos gracias a ellos. Y sí, es cierto que para muchos les sea difícil jugar Break-out y más cercano jugar Assasin Creed, pero sin la Vieja Escuela ellos ni siquiera un botón habrían apretado.

Que los llamen “inmaduros”, que los llamen “pendejos” o “apendejados”, pero cierto es, que aunque representen solo el 3% de gamers dedicados en Chile, han hecho que muchos más lo sean.

Fuera de las estadísticas, nos queda una generación-padre de “niños ratas”, fanboys y hasta gamers profesionales. Pero seamos sensatos, hermanos, ser Gamer no exige purismos, ni ser o no de una tribu virtual. Pues, orgullosos los que juegan, porque de ellos será el Reino de los Gamers, Bienaventurados también todos los retro-gamers, que sin ellos ni de Xbox One X estaríamos hablando.

Referencias
- Estudio Festigame/Adimark
- "Tengo 40 años y prefiero jugar al FIFA que salir de cervezas. ¿Es raro?” - AS.com

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo

 
 
  • Mejores

  • Nuevos