Mega Man X: un repaso y el por qué su compilado es necesario

Un pequeño repaso por la franquicia y del por qué todavía es vigente


Cualquiera que actualmente pase la barrera de los 30 años y haya vivido con efervescencia la romántica era del Super Nintendo tiene claro que la franquicia Mega Man X es un absoluto clásico por dónde se le mire. Si bien no eran juegos que todo el mundo tuviera en su colección personal entre la galería de los Mario o los Donkey Kong Country lo cierto es que para la gente que arrendaba o se conseguían los títulos prestado la trilogía fueron experiencias inolvidables y esenciales para cualquier poseedor de la consola de 16-bits de Nintendo.

Con el paso de los años noventa Mega Man X saltó a otras plataformas y siguió cosechando éxitos para después salta a los 2000 de una manera no muy brillante pero de todas formas recordada. Mega Man como franquicia en su totalidad está lejos de brillar como sus mejores días, pero si nos centramos exclusivamente en X observamos directamente que todo el amor que uno puede sentir por estos juegos se han quedado concentrados casi de manera exclusiva en la nostalgia o la necesidad de volver a ellos.

Mega Man X8, el último juego de X que apareció originalmente en PlayStation 2, salió hace ya casi 14 años atrás durante el 2004. Ha sido casi década y media desde la última vez que vimos a X en acción en su propia historia canónica. Mucho amor uno le puede tener a X, pero al final del día la franquicia está estancada completamente en lo retro. Mientras que Mega Man tuvo su posibilidad de volver con Mega Man 9 (catalogado como uno de sus mejores títulos) y Mega Man 10, muchos se quedaron con las ganas de ver el mismo revival en X, sueño que hasta el día de hoy no se ha cumplido y ha sido toda una frustración con el paso del tiempo.

Es por eso que lamentablemente, por más allá que a muchas personas les parezca que en el año 2018 Capcom está demasiado preocupado en reciclar de manera constante, la colección de Mega Man X Legacy Collection que venía rumoreado de hace meses pero fue anunciado el día de hoy es algo esencial para poder recuperar no solamente la fe en ver a X en una nueva aventura a futuro, sino que también es una carta de presentación para una generación más joven que no conoce nada de esto.

La gran mayoría de los fanáticos de Mega Man saben que al final del día un compilado de Mega Man X es moderadamente innecesario porque ya existe Mega Man X Collection para PlayStation 2 y Gamecube, que para muchos incluye lo mejorcito o al menos lo obligatorio a un precio accesible incluso actualmente. A pesar de eso Mega Man X Legacy Collection se presenta como una opción realista porque en el año 2018 no todo el mundo está dispuesto a volver a jugar en un televisor antiguo de tubos CRT (y ni hablar de los que quieran conectar su consola antigua por AV en un monitor HD... una experiencia que, al menos que tengas un producto como Framemeister o la consola moddeada, es visualmente terrible) y querer tener a mano todo en una plataforma moderna es algo apetecible. Si a todo esto le sumamos lo horriblemente caro que están algunos de sus juegos en sus ediciones originales (en especial Mega Man X3) todo da como resultado una opción viable para el bolsillo de la mayoría.

Los fans de X llevan ya casi década y media de sufrimiento, porque por lo menos a Mega Man le ha tocado lo suyo con la próxima llegada de Mega Man 11 e incluso a pesar del fracaso que fue Mighty No. 9 al menos queda el registro que se intentó seguir con la fórmula original. De X hemos tenido que vivir de sueños y esperanzas de juegos similares que a pesar que dan resultados interesantes sigue sin ser lo mismo. En el año 2018 juegos como Cuphead le deben mucho a la velocidad y estrategia de la franquicia X, donde su legado sigue de manera tan inmaculada que casi todos sus títulos continúan vigentes y frescos en estos tiempos.

Para la gente que quiere recuperar la nostalgia, que no ha tocado estos juegos hace muchos años o que eres alguien joven que nunca ha jugado la franquicia X, acá les entregamos unas pequeñas reseñas de cada uno.

Mega Man X es catalogado por la mayoría como el título más importante de la franquicia, no necesariamente por dejar las bases y las reglas establecidas o por ser el mejor (algo que se pelea entre el 2 y el 4) sino por su legado como videojuego. Saliendo para SNES en 1993, Mega Man X no traería al blue bomber de vuelta sino que creaba una nueva historia completamente diferente de la franquicia original de Mega Man y nos situaba en un mundo mucho más refinado y oscuro, con nuevos protagonistas y villanos. Para la gente más longeva que dio el salto del NES al SNES este título tuvo una sensación de evolución impresionante ya que, a nivel estético y de historia, uno sentía que la franquicia Mega Man había "crecido" con uno, intentando dar una experiencia más madura.

MMX nos presentaba a X, un nuevo robot justiciero el cual estaba por debajo de Zero, personaje que le enseñaba a él nunca rendirse y seguir adelante. Esta enseñanza es literal durante el juego, ya que la franquicia MMX nos ofrecía ahora buscar "mejoras" para nuestra armadura escondidas en los escenarios. El recorrido del juego nos daba la sensación que X aprendía de sus errores y evolucionaba como personaje para finalmente demostrar sus mejores capacidades, que culminaban en el destino de Zero (para ese entonces final) y en un epílogo muy bien recordado. Todo lleno de un trabajo visual extremadamente destacado para la época y nuevo estilo de composición musical que fusionaba la electrónica con el rock pesado. MMX queda en la memoria como uno de los mejores saltos generacionales hechos en la consola y es un juego primordial para entender el cariño por X.

Mega Man X2 cortó por lo sano y agregó a la misma fórmula del anterior más contenido y más dificultad. Para muchos uno de los mejores, MMX2 regreso con el mismo estilo agresivo del original pero ahora con una misteriosa historia encabezada por los X-Hunters, tres enemigos que aparecían en los escenarios normales y que escondían un desafío extra conectado con el paradero de Zero. Con otro excelente soundtrack y además el uso del chip exclusivo de Capcom Cx4 que traía al juego gráficos vectoriales nunca antes vistos en el Super Nintendo, MMX2 se coronó como uno de los favoritos y otro esencial en la saga.

Mega Man X3, el último en SNES, intentó cambiar la fórmula con ciertos elementos que para algunos fueron positivos y para otros cuestionables: la llegada de Zero como personaje jugable alegró a muchos fanáticos, aunque lamentablemente solo se podía utilizar en ciertas escenas y momentos. La llegada de los "chips" que cambiaba las propiedades de X se volvió algo interesante de estudiar ya que tenías que decidir cuál usar (antes de enterarte que existía una cápsula muy escondida que te daba todas las propiedades). A pesar de ser una entretenida experiencia MMX3 es recordado en general como el más débil de la trilogía original, en un momento en que se cuestionó su falta de creatividad en un mundo entrando al 3D. MMX3 apareció en 1995, cuando la consola ya no era tan popular en el primer mundo. Mientras que acá en Chile y en varias partes de latinoamérica era un juego popular en Estados Unidos fue evitado por un mercado que empezó a entrar a la nueva generación de consolas, es por eso que al final el juego apareció en pocas copias y es actualmente un cartucho muy caro y moderadamente difícil de conseguir, por lo que se transforma en el motivo número uno para conseguir los compilados de Mega Man que termina siendo mucho más barato. MMX3 apareció posteriormente en Sega Saturn y PlayStation en Japón y europa, con cambios en el aspecto sonoro.

Mega Man X4 es otro galardonado y respetado título, el primero en dar el salto a la quinta generación de consolas. Con un nuevo estilo visual más estilizado a lo que estaba pegando en el trabajo 2D de Capcom en el mundo Arcade y una muy bien utilizada paleta de colores, el juego llamó la atención de todos los fanáticos por sus coloridos personajes y gigantescos sprites. A pesar del salto generacional MMX4 conservó toda la velocidad y locura de sus títulos anteriores sin entrar a la ambición poligonal de la época, algo que las revistas especializadas criticaron pero para los fanáticos más puristas terminó siendo un juego hecho con cariño, juego que igual intentó innovar con el uso de Zero como una historia alterna donde ahora sí el personaje se podía usar como todos querían. A pesar que el juego es destacado por haber sido casi destruido por su doblaje en inglés (con una escena que debió haber sido climática y actualmente es recordada casi como un meme) y por la falta de la intro original en japonés que es muy bien recordada MMX4 sigue siendo para muchos uno de los mejores. Posteriormente MMX4 apareció en Sega Saturn con notables cambios musicales y estéticos que lo volvieron una experiencia diferente pero igual de memorable como para recomendar darle un vistazo.

Mega Man X5 tenía que ser oficialmente el juego que iba a "matar" la franquicia X, cuando su actualmente controversial productor Keiji Inafune quería estar tranquilo con su flamante Mega Man Zero para Gameboy Advance y no tener que volver a hacer más de lo mismo. Debido a esto, MMX5 es recordado por tener una historia más dura y climática en el universo de X, donde un virus amenaza con matar a todos los Maverick. Su mayor diferencia con el título anterior es que ahora puedes jugar con X o con Zero en cualquier momento y que dependiendo de los momentos en que juegues con ellos que la historia y el final cambia. Llegando a PlayStation el año 2001 el juego fue duramente criticado por ser "anticuado" en la era de introducción a PlayStation 2 pero nuevamente respetado por los fanáticos, muy a pesar que es más o menos unánime que no llega al nivel de calidad de los anteriores. Un título en general recordado por sus dramáticos desenlaces finales.

Mega Man X6 terminó siendo un juego controversial: encargado por los altos ejecutivos de Capcom y en contra de las órdenes de Inafune, el título llegó nuevamente a PlayStation exactamente el mismo 2001 en Estados Unidos, casi en tiempo récord y sin el equipo original. En esta oportunidad X empieza solo para posteriormente poder desencadenar un combate que te da la posibilidad de elegir a Zero. Recordado por la búsqueda de Reploids y poco ortodoxa forma de terminar, X6 fue criticado por ser un título genérico, con un diseño de niveles poco interesante y una sensación que Mega Man X ya no daba para más. A pesar de todo igual tiene un grupo de seguidores que todavía le tienen cariño.

Mega Man X7 es, sin lugar a dudas, la oveja negra de la familia: llegando a PlayStation 2 el año 2003, Capcom decidió que la única manera que existía para poder sacarse la mala fama de lo "agotado" que estaba MMX y, supuestamente, a los juegos de desplazamiento lateral en general era transformando a X y sus amigos totalmente al 3D, con vista de tercera persona. El resultado fue un título repudiado por gran parte de los fanáticos, con un sistema ortopédico de juego y terrible uso de cámara donde, a pesar que se agradece el intento de querer innovar la recepción fue tan mala que es un juego ridiculizado hasta nuestros días. A pesar que la llegada de un tercer personaje protagonista, AXL, fue bien recibida y creado bajo consulta del propio Inafune, al final del día MMX7 es la pesadilla número uno de los fanáticos, que además de ser un mal juego la versión norteamericana también es recordada por tener uno de los peores doblajes de todos los tiempos.

Mega Man X8, la última entrega de la saga, fue la manera en que Capcom dejó entender su mensaje de "disculpen, nos equivocamos con X7". 2005 no fue un año recordado precisamente a nivel popular por sus juegos de acción/plataformas lateral, por lo que el fracaso de no haber podido hacer la transición al polígono en tercera persona fue un punto de preocupación para sus creadores en lo comercial. Intentando volver a la esencial original, MMX8 regresó al sidescroller (a pesar de todavía tener dos etapas al estilo de X7) y se realizó todo lo posible para volver a darle vida a X junto al avance poligonal del momento, siendo un juego del debatiblemente llamado "2.5D". MMX8 es muy recordado por ser el único juego que incluye a los personajes seleccionables Alia, Layer y Pallete, las tres robots mujeres que se unían a la pelea. El resultado, a pesar de no ser estéticamente del gusto de todos, fue muchísimo mejor recibido que X7 y es un título todavía disfrutable para algunas personas.

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo

 
 
  • Mejores

  • Nuevos