Videojuegos de calidad basados en anime de los años noventa (parte uno)

Títulos dignos para jugar y ver al mismo tiempo El Club de los Tigritos


Tags

A estas alturas del partido absolutamente nadie pondría en duda la gigantesca importancia que ha tenido para varias generaciones el mundo del anime en nuestro país: en un año 2018 obsesionado por Dragon Ball Super y todo lo que ha significado en el mundo de los videojuegos Dragon Ball FighterZ, una vez más queda patentado que el furor de la serie no tiene límites y que ha traspasado generaciones.

A pesar que Dragon Ball es una serie que empezó en Japón en los años ochenta, en Chile fue un anime que no vino realmente a despegar hasta los noventa: en una primera etapa con los videos que llegaban de España (cortesía de Manga Video... aunque en realidad era todo pirata) y posteriormente con el doblaje latino, para entrar a nuestro televisores y convertirse en un clásico.

Dragon Ball es parte de la época de los años noventa en Chile. una época que se califica como un "segundo boom" del anime en nuestro país después de los años ochenta con todo lo que daban en Pipiripao o otros programas como Robotech. Gracias a lo que pudimos ver en canales como Chilevisión que dieron muchísimas series de anime, más lo que se dio en Megavisión (Dragon Ball, Yu Gi Oh!), TVN (Escaflowne, Lost Universe) y el canal de cable ETC TV que acá en Chile vivimos intensamente la animación japonesa a nivel masivo y popular.

De todo el fanatismo del anime es que obviamente también se generó la necesidad de conseguir videojuegos basados en nuestras series favoritas, pero lamentablemente teníamos un gran problema: como el anime todavía estaba en una etapa oscura en Estados Unidos a nivel de televisión abierta y medios masivos es que muy pocos juegos de anime escapaban de Japón para llegar por estos lados del mundo de manera legal y en inglés.

Muy a pesar de este problema, Chile hizo oídos sordos y salió adelante gracias a las bondades tercermundistas: la piratería y la llegada de juegos japoneses por importación lograron que disfrutáramos de locuras como los juegos de Los Supercampeones o el propio Dragon Ball donde pudimos jugar de todas desde la franquicia Super Butoden hasta el cuestionable Dragon Ball Final Bout.

Ejemplos populares hay muchos, pero si no fuiste lo suficientemente busquilla acá tenemos algunas recomendaciones de videojuegos basados en animes de los años noventa, entregando por ahora una primera parte de nuestra lista:

Kyattou Ninden Teyandee (1991, NES)

Hasta mediados de los años noventa fue muy común que en nuestra televisión abierta llegaran las series de animé modificas y localizadas en Estados Unidos, normalmente por compañías como 4Kids o Saban. Una de las series de anime que dio el puntapié inicial a principio de los años noventa y de esta manera fue Kyattou Ninden Teyandee, serie que probablemente no le sonará a nadie de esta forma pero si les comentamos que acá era conocida como Samurai Pizza Cats la cosa cambia radicalmente.

En el año 1991 gracias a la mano de Tecmo (en ese momento extremadamente populares en NES con su franquicia Ninja Gaiden) llegó un título de acción de vista lateral para el Famicom el cual traía como protagonista a los tres clásicos gatos que tenían que luchar contra el "gran quesote", cada uno listo para combatir en un juego recordado en Japón por su entretenido sistema de acción/plataformas con once largos escenarios, nítida y brillante paleta de colores, la participación de los personajes invitados de Rescue Team, memorable banda sonora y un buen trabajo de sprites. Es realmente una pena que Saban no haya aprovechado la oportunidad para traer al juego a nuestro continente considerando lo popular que era este anime tanto por acá como en Estados Unidos, pero probablemente uno de los factores de su descarte es que cayó en 1991 y varias compañías empezaron a irse directo al Super Nintendo. La única noticia mala de todo esto es que es un juego moderadamente caro de conseguir.

Ghost Sweeper Mikai: Joreishi wa Nice Body (1993, Super Nintendo)

Mikami, la cazafantasmas fue un anime que gozó de un gran éxito en latinoamérica por una localización directa de su fuente original y un bien recordado doblaje mexicano. A pesar de todo la serie nunca fue transmitida en Estados Unidos y Europa y parece ser prácticamente un fenómeno exclusivo de estas tierras y Japón.

Creado por una desconocida compañía de nombre Banalex y publicado por Natsume, Ghost Sweeper Mikai: Joreishi wa Nice Body es un juego de acción al más puro estilo de la franquicia Valis, pero también con leves dosis de Castlevania. En escenas de vista lateral Mikami tendrá que enfrentarse a diversos fantasmas que aparecían en la serie de TV. Una de las mayores características del juego fue que Mikami podía colgarse de ciertos "talismanes" para poder saltar o atacar enemigos.

Con variados niveles que incluyen hasta uno volando encima de una escoba (basado en un popular episodio), el juego de Mikami para SNES es corto y, en general, sencillo pero muy atractivo y entretenido, al punto que se ha transformado en un juego de culto en la consola incluso para la gente que no tiene idea de la existencia del anime. De paso fue un clásico de los mejores años de la emulación.

Yuu Yuu Hakusho Makyoutohissen (1995, Sega Genesis)

Los amigos de Treasure se mantienen hasta el día de hoy en el Olimpo de las mejores compañías japonesas de todos los tiempos: siempre entregando juegos frenéticos y muy técnicos, los ex-Konami destacaron especialmente en consolas de Sega durante los años noventa.

A pesar que fue una serie que dieron bastante tarde en nuestro país Yuu Yuu Hakusho es un excelente anime creado por la misma mente detrás de Hunter x Hunter y mucha gente que estaba dentro del mundo otaku en Chile la había visto a través de VHS y fansubs.

Si uno revisa el repertorio general de Treasure pareciera ser que la compañía está alejada del género de los juegos de pelea, pero detrás se esconde un elemento incluso revolucionario: Yuu Yuu Hakusho Makyoutohissen es un juego de peleas basado en este anime el cual, además de ser un título bastante competente en Genesis, es uno de los pocos que se puede jugar de a cuatro jugadores simultáneos... ¡y funciona!, todo con un repertorio de los personajes más populares de la serie.

El juego es recordado hasta la actualidad por su originalidad y por haber tenido posteriormente una secuela espiritual década después en Nintendo DS con la franquicia Bleach, especialmente Bleach: Dark Souls que para muchos es el mejor juego de peleas disponible en la portátil de Nintendo. Un justo ideal si tienes multitap de Genesis de una serie legendaria.

Kishin Douji Zenki FX:Vajura Fight (1995, PC-FX)

De todos los juegos de esta lista de recomendados este es, por lejos, el más oscuro de todos pero a la vez probablemente uno de los más interesantes: en Japón la PC-Engine (conocida como Turbografx-16 por estos lados) fue un gran suceso pero en el resto del mundo pasó como una mera anécdota. A pesar de todo el respaldo nacional fue lo suficientemente grande para sacar el sucesor oficial de la consola que fue la PC-FX.

El gran drama es que la PC-FX apareció entre medio de Sega Saturn y PlayStation sin ninguna capacidad poligonal, lo que terminó condenándola rápidamente y agregarse al podio de las consolas con mayor fracaso en su historia, ni siquiera superando las 400.000 unidades vendidas en tres años.

Debido a que solo soportaba 2D la consola se llenó de novelas visuales, mucho FMv y juegos de corte pornográfico, lo que le dio una mala fama. De su galería son realmente pocos los juegos que uno tiene una alta interactividad con ellos, sin embargo existe uno que no solamente lo obtiene sino que es un muy competente título en cualquier plataforma.

Kishin Douji Zenki FX:Vajura Fight es un juego de acción basado en el anime que dieron acá en TV abierta, recordado por fusionar las peleas de corte shounen con algo de comedia y fanservice por parte de su protagonista. Muy a pesar que Zenki también tuvo un muy llamativo juego de SNES es acá en PC-FX que Hudson Soft nos entregó una acción de corte arcade con un trabajo bidimensional digno de lo que se estaba haciendo en placas recreativas del momento. Lleno de voces, música de calidad y mucha acción, Zenki en PC-FX se convirtió en el GRAN juego de culto de la consola que sus precios en eBay han pasado las barreras de los 300 mil pesos, pero nada que la emulación no nos salve para los más curiosos.

Magic Knight Rayearth (1998, Sega Saturn)

Conocida en nuestro país como "Las Guerras Mágicas" y siendo una de esas series de anime que dieron en Megavisión, el juego de Magic Knight Rayearth apareció en Sega Saturn a mediados de la vida de la consola en Japón. El título es un juego de acción RPG donde con un destacable trabajo 2D para la época nos recreaba prácticamente toda la serie de anime original, incluyendo escenas nunca antes vistas creadas solo para el juego. En un estilo similar a juegos como The Legend of Zelda, este juego empieza moderadamente lento pero después se vuelve un entretenido desafío lleno de calabozos, puzzles y todo el dramatismo y humor a la vez que caracterizó a esta serie de CLAMP.

El juego que fue hecho por la propia Sega como exclusiva de Saturn no tenía planeado saltar a nuestro continente pero en un esfuerzo enorme de Working Design finalmente vio a luz como el último lanzamiento oficial de Saturn en Estados Unidos, en pleno 1998 y completamente en inglés. Debido a esto el juego es uno de los más caros del catálogo norteamericano, pero al igual que los ejemplos anteriores la emulación es un buen camino.

Ghost in the Shell (1997, PlayStation)

A pesar que en lo que respecta a anime la masividad de Dragon Ball, Rurouni Kenshin o series más antiguas como Macross hizo que para muchos fueran sus únicas opciones en la consola de Sony lo cierto es que Exact (que después se transformarían en SIE Japan Studio) entregó en 1997 un juego de la extremadamente popular película de anime Ghost in the Shell de Mamoru Oshii, en los años más extremos del cyberpunk japonés con ejemplos como Akira o Battle Angel Alita, entre muchos.

Lo que podría ser un juego genérico basado en un anime terminó sorprendiendo a muchos: en el juego de Ghost in the Shell controlamos al tanque Fuchikoma, manejado por su legendaria protagonista Motoko Kusanagi. En un ambiente poligonal libre que mezclaba la tercera con la primera persona, tendremos que luchar contra varios enemigos y llegar a ciertos objetivos con un sistema de juego muy único en su momento donde el Fuchikoma puede moverse por encima de cualquier superficie... ¡incluyendo paredes y techos!.

Todo esto daba como resultado una experiencia vertiginosa (e incluso mareante para algunos) que no se volvió a repetir comúnmente en esa generación de consolas. Debido al éxito de la película en Estados Unidos el juego salió en nuestro mercado y para el impacto de algunos está en un precio hasta el día de hoy accesible.

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo

 
 
  • Mejores

  • Nuevos