Review

Dragon's Dogma: Dark Arisen

Volver a la vida
LEVELUP 8.9 Muy bueno

PROS:

Genial sistema de combate tan disfrutable como en su lanzamiento

El sistema de escuderos te hace sentir como en una verdadera cacería de monstruos medieval

Port con gran desempeño y control

CONS:

Los gráficos lucen superados

Quests algo repetitivos y argumento muy corto

No incluye las armaduras de Berserk

Tags

Reedición para PC de la versión definitiva del título de acción y aventura de 2012, Dragon's Dogma: Dark Arisen para PC es uno de los clásicos de la generación pasada del gaming que por fin ha sido rescatado de nuestros polvorientos PS3 y Xbox 360 para llegar a PC. ¿Ha superado la prueba del tiempo? En parte: pasado el tiempo, mecánicas genuinamente divertidas y un sistema de combate que necesita regresar a títulos más modernos de manera urgente, tienen el contrapeso de gráficos deslucidos, encuentros repetitivos y un diseño de mundo definitivamente superado.

Mecánicas genuinamente divertidas

La historia es conocida por muchos: un día, un poderoso dragón aparece en una pequeña aldea de pescadores amenazando con ser la perdición para sus habitantes. En medio del caos y la cobardía generales, un puñado de héroes enfrentan al monstruo sin esperanzas de vencer, entre ellos, tu protagonista. Aunque valiente, tu pelea es inútil y pronto el invencible dragón te abre el pecho con sus garras y devora tu corazón ante tus ojos. Sin embargo, de alguna manera milagrosa vuelves a la vida, pero sin corazón: eres un Arisen, un guerrero que regresa de la muerte para confrontar el destino. Ahora, tu única esperanza para romper esta extraña maldición y recobrar tu alma es emprender la cacería del dragón, una heroica empresa en la que centenares de valientes caballeros han perdido la vida. ¿Cuál es la verdad detrás de este misterio? ¿Cuál es tu destino? ¿Es el dragón un simple signo del fin del mundo o algo más trascendente? Sólo el viaje épico podrá revelarte la verdad.

Revisitar Dragon's Dogma y sus mecánicas realmente da pie a mucha reflexión sobre cómo han evolucionado los juegos de acción. Y debo decir que lo que hace a este juego un clásico o al menos uno valioso, es que propone muchas innovaciones que siguen sin explotarse adecuadamente y eso lo convierte en una recreación increíble de la experiencia clásica de fantasía y partys estilo Dungeons & Dragons. Para los que no sepan de qué hablo, básicamente Dragon's Dogma es un simulador de caballeros y escuderos, en el que armas a un poderoso personaje eligiendo entre muchas vocaciones, y tienes a un fiel escudero que te acompaña a lo largo de tu la partida, complementando tu party con varios peones secundarios. El juego tiene una línea argumental principal que sigue la cacería del dragón, pero lo mágico es perderse en el bosque y matar goblins, bandidos, magos y quimeras, sobrevivir a mortales emboscadas nocturnas y explorar mazmorras olvidadas por el glorioso loot.

En eso, Dragon's Dogma sigue siendo extrañamente insuperable al ofrecer algo más y mejor que títulos contemporáneos como Bloodborne y The Witcher 3 simplemente porque las mecánicas y el sistema de clases son muy buenos. Un guerrero en Dragon's Dogma es un verdadero Guts de Berserk que corta miembros como una licuadora, pero el juego es épico también porque los enemigos son sumamente poderosos y sin tus escuderos y acompañantes estás perdido. Por otro lado, aquí un mago es un verdadero mago de fantasía épica, una máquina de destrucción que domina los poderes del cosmos en lugar de un pobre diablo que lanza magic missiles cuando podría estar dándole palos al enemigo con el mismo efecto.

El combate, que incorpora mecánicas de juegos como Shadow of the Colossus (escalar enemigos), es siempre fresco, épico y retador. La verdad, hace poco rejugué algo de Bloodborne y llegué a sentirlo una tarea mecánica (golpear, esquivar, repetir), mientras que atacar a un cíclope con mi party en Dragon's Dogma, con mi personaje escalando en su espalda y acuchillándolo mientras mi mago le lanzaba fuego y finalmente mis peones lo hicieran caer al abismo y me salvara al último momento saltando desde sus hombros... eso es verdadera épica. Sé que la comparación es un poco injusta (todas lo son), pero quiero decir que el mérito de Dragon's Dogma es lograr integrar mecánicas más auténticas de combate de fantasía (partys, escuderos, clases que verdaderamente reflejan a D&D) en un mundo RPG donde la Main Quest no es la única manera de disfrutar tu aventura.

Te hace pensar cuánto tiempo ha pasado y cuánto ha avanzado la tecnología desde 2012

Eso es lo bueno de Dark Arisen, lo que lo hace un clásico y hasta un modelo para juegos modernos. Ahora pasemos a las cosas en las que ha sido superado. Lo primero, obviamente, los gráficos, que por ratos lucen... espantosos en nuestra PC. Sin contar con los dungeons oscuros en los que el juego sigue siendo atmosférico y excelente, la verdad es que el ducado de Gran Soren a la luz del día luce horrible y te hace pensar cuánto tiempo ha pasado y cuánto ha avanzado la tecnología desde 2012. Modelos de personajes y la propia ciudad sufren dicho destino, pero eso es, al final, indiferente. El departamento en el que el juego ha quedado desclasado verdaderamente es, por supuesto, el mapa y la amplitud y variedad de la aventura, que ya no se comparan con un juego moderno, además de que la historia es prácticamente inexistente e incluso la Main Quest es molesta en ocasiones por el diseño fetch-quest y los NPC tan olvidables. Otra cosa que quizá moleste a los más impacientes es que el juego tarda mucho en ponerse bueno, un poco como ocurre con Monster Hunter, pero cuando por fin la inversión de tiempo regresa sus dividendos al jugador, el título es genuinamente disfrutable.

Como mencioné, este port refleja la versión Dark Arisen del clásico Dragon's Dogma, es decir, una entrega mejorada con nuevas armaduras, armas, quests, menús mejorados y la locación Bitterback Island. Lamentablemente, parece que no incluye el set de armaduras de Berserk: Golden Age Ark debido a que expiraron las licencias. Fuera de eso, es un port completo, con decentes opciones de video, muy buen control incluso con mouse y teclado, reconoce más gamepads que los de Xbox, buen desempeño y responsividad. En resumen, en el aspecto técnico no tenemos quejas, y es un port modélico si es que Capcom desea traer más de sus viejos clásicos 3D a tu PC.

Siempre es grato volver a visitar Dragon's Dogma: Dark Arisen. No es perfecto: es un juego que ha perdido vigencia en muchas áreas, pero en las cosas en que brilla no sólo es un buen recuerdo sino un ejemplo que juegos modernos deberían seguir. Ojalá Capcom dé continuidad a esta franquicia, incorporando sus ejemplares mecánicas a las ambiciosas corrientes actuales. En todo caso, tanto en lo fuerte como en sus defectos, Dragon's Dogma sigue siendo un referente, y los jugadores de PC que estén ansiosos por buena acción-aventura en setting de fantasía no se equivocarán al elegirlo. Recomendado.

¿QUÉ TE PARECIÓ Dragon's Dogma: Dark Arisen

?

13 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

13 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

9

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

  • Facebook

  • Tarreo

 
 
  • Mejores

  • Nuevos