Review

Disney Infinity 2.0 Edition: Marvel Super Heroes

El paraíso de los pequeñines y hasta ahí
LEVELUP 7 Regular

PROS:

Toy Box mejorado constituye una experiencia profunda, versátil y adictiva

CONS:

Campaña superficial y reiterativa

Movilidad torpe en el aire y sobre vehículos

Gráficos mediocres

Problemas con el índice de cuadros por segundo

A tan solo un año de su primera incursión en el mercado híbrido toys-to-life, Disney regresa ahora con Infinity 2.0 en lo que simplemente puede catalogarse como un paso lógico para explotar las franquicias y personajes de Marvel.

El producto de esta encomienda es un juego cuya campaña resulta mediocre, pero que vale la pena por el modo Toy Box mejorado, y más aun si el usuario es un chico o chica de no más de 20 años o un coleccionista empedernido, fanático de Marvel. El primer contacto con Disney Infinity 2.0 Edition es la campaña. El paquete de iniciación incluye 3 personajes de The Avengers (Black Widow, Iron Man y Thor), así como un set de juego de los vengadores que hace las veces de modo historia.

Desde nuestra perspectiva, éste es el frente más flojo del juego, pues aunque se trata de un mundo abierto, la experiencia es superficial, reiterativa y de mediocres acabados visuales incluso para tratarse de la generación pasada. Tuvimos la oportunidad de comparar la versión de Wii U con la de PlayStation 4 en una sesión previa y podemos decir que la edición de antigua generación palidece respecto a su hermano actualizado.

La ciudad entera y los personajes lucen achatados y los efectos no son nada del otro mundo. Estamos conscientes que esto no aspira a ser desde ningún ángulo GTA o The Witcher, pero queda expuesto poco amor por el aspecto del juego, mientras que en PlayStation 4 el incremento en nitidez es evidente.

El argumento que plantea la campaña de The Avengers no va mucho más allá del que encontraríamos en una caricatura: Loki y sus secuaces, los gigantes de hielo, han invadido Nueva York y es tarea de Thor, Iron Man, Black Widow y compañía, frustrar sus planes.

El combate es reiterativo
El combate es reiterativo

Jugar en este modo historia consiste básicamente en lo siguiente: Nick Fury, Wasp o algún otro personaje indica que los malechores han capturado al alcalde/bloqueado las vías del metro/secuestrado civiles o cualquier situación del estilo y hay que detenerlos. Eso significa llegar a patearles el trasero apretando uno o 2 botones reiterativamente. En el proceso, el personaje del usuario, sea cual sea, acumula pequeñas chispas de diversos colores, que abonan a su nivel de experiencia, a su barra de poder especial, a su dinero in-game (luego hablaremos de esto) o a su nivel de vida.

Llenar la barra de experiencia permite ascender y desbloquear uno o más poderes especiales, de los cuales hay algunas decenas y que cubren desde nuevos movimientos hasta bonos de vida, mayor velocidad en vuelo, etcétera. Pero al final del día, pelear consiste en apretar uno o 2 botones secuencialmente, defender o esquivar alguna vez y repetir.

Al final del día, pelear consiste en apretar uno o 2 botones secuencialmente

Una vez eliminados los villanos en cierto lugar, es posible vagar libremente en busca de actividades alternativas, como carreras contra reloj, destruir esferas flotantes con los rayos de Iron Man o el martillo de Thor, participar en una competencia de saltos y volver a la historia, donde lo más probable es que haya que patear el trasero de más gigantes de hielo bajo cualquier pretexto.

Otra crítica importante es a la movilidad. Al correr, los personajes se desplazan suficientemente bien, pero en el aire o sobre un vehículo, la maniobrabilidad se siente un tanto imprecisa y torpe.

La ciudad, por otro lado, es estéril, con unos pocos peatones caminando por ahí y otros pocos carros transitando, e incluso el efecto de nieve, así como las texturas de hielo regadas de lugar en lugar, parecen aventadas y poco interesantes.

Si suena rígido y monótono es porque puede llegar a serlo, pero esta experiencia sirve para darle cauce al concepto de Disney Infinity 2.0 Edition y para nutrir el modo Toy Box que es la verdadera estrella.

La Toy Box es lo que vale la pena de la experiencia
La Toy Box es lo que vale la pena de la experiencia

A estas alturas, seguramente ya saben qué es el modo Toy Box, pero si no, basta decir que es justamente lo que su nombre evoca: una modalidad de juego donde convergen todos los elementos de Disney Infinity de manera libre para ser mezclados en la forma que se les antoje, como lo hubieran hecho con los contenidos de su caja de juguetes cuando eran niños.

Progresar en la el set de juego de Marvel Avengers desbloquea juguetes, artículos o personajes para el citado modo o también permite acumular dinero in-game para comprar nuevas entidades.

El modo Toy Box es un espacio vacío, absolutamente plano o conceptual, donde el jugador puede poner a Iron Man montado en una motocicleta, corriendo sobre una pista de fantasía con bucles en el cielo, por citar un ejemplo. O edificar un castillo sobre un árbol gigante, desplegar un firmamento color morado y llenar todo con enemigos de Aladdin para que, entonces, un amigo ponga la figura de Thor sobre la base y se una a la acción. O mejor aún, existe la opción de crear un modo de juego aleatorio con diferentes niveles y completarlo una y otra vez.

Por debajo de esto yace la opción de crear espacios interiores; una guarida igual de fértil para la creatividad si bien un poco más acogedora que su contraparte en espacio abierto, donde es posible diseñar un edificio de cualquier cantidad de habitaciones, poblado por amistosos animales, pequeños personajes, robots, muebles de todo tipo, ventanas, mesas, cuadros de personajes de The Avengers o de Guardians of The Galaxy, y un largo etcétera.

A un niño de 12 años lo va a volver loco por meses o incluso más

Esta profundidad viene a expensas de la accesibilidad y el carácter intuitivo que puede llegar a tener la herramienta. Es decir, toma tiempo aprender a usar la Toy Box y navegar por sus cuantiosos menús a veces resulta abrumador, aunque para ser francos, se nos ocurren pocas maneras de verter todo el contenido incluido de un modo más directo o simple.

Para redondear, el Toy Box es un instrumento creativo sumamente versátil que si a nosotros nos entretuvo, a un niño de 12 años lo va a volver loco por meses o incluso más. Eso sin mencionar los discos de juego, de los cuales el paquete de iniciación trae 2 y que añaden modos de juego simples y solitarios pero adictivos, como el de Asalto en Asgard, que es un tower defense conceptual de Thor. Estos discos ejemplifican a la perfección el tipo de constructo que se logra al usar las herramientas de la Toy Box.

La apariencia visual deja qué desear
La apariencia visual deja qué desear

Por lo que compete a pantallas de carga, si juegan el Play Set de The Avengers, será raro que se topen con este tipo de pausas, pues se trata de un mundo abierto, pero acceder a un nuevo espacio interno o cambiar de menú sí involucra cargas de varios instantes. Esto no es Skyrim, así que no se van a arrancar los cabellos con la demora, pero si quieren pasar de su guarida, a un lienzo conceptual para crear una pista, se arrepienten y luego van de regreso al Nueva York de The Avengers, van a tener que ser pacientes con los interludios.

A resaltar también son algunas inconsistencias en el índice de cuadros por segundo cuando se despliegan objetos muy grandes en la Toy Box o durante algunas cinemáticas de la campaña. Esto no llega al grado de fastidio, pero ocurre.

En términos de audio, debemos mencionar que del set básico, la única voz reconocible es la de Nick Fury, todas las demás suenan diferentes a las de los actores que les dieron vida en la pantalla grande. No es un problema grave, pero si quieren verse exquisitos, lo van a notar. Por lo demás, tenemos acompañamientos musicales consistentes con lo que podrían esperar en una caricatura de superhéroes. No está mal, simplemente no trasciende.

Se pudo hacer mucho más en términos de presentación y movilidad

¡Ah!, y antes de olvidarlo, hay que mencionar que esta iteración soporta crossovers, como Rocket Raccoon en el play set de The Avengers o Iron Man en el de Guardians of The Galaxy. Otro aspecto a considerar es que todo lo competente a Disney Infinity 1.0 es compatible con 2.0, excepto los sets de juego y, como era lógico, ni las figuras, ni los play sets, ni los discos del 2.0 son compatibles con el 1.0.

Las figuras como tales son de calidad, es decir, se aprecia cuidado en el trazado de los contornos, la expresión del rostro, el color de los ojos o la posición de la capa, en el caso de Thor. Está bien cuando consideramos que se manufacturan millones, pero no esperen un Iron Man de Sideshow Collectibles. Satisfacen el estándar de alguien que espera un nivel de calidad elemental, está obsesionado con poseer hasta la última figurilla de The Avengers, o es un niño de 14 años.

Vaya, Disney Infinity 2.0 Edition es un buen juego en términos generales debido a la Toy Box pero se pudo hacer mucho más en términos de presentación y movilidad, sobre todo para la campaña.

¿QUÉ TE PARECIÓ Disney Infinity 2.0 Edition - Marvel Super Heroes

?

4 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

4 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

5.3

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

  • Facebook

  • Tarreo

 
 
  • Mejores

  • Nuevos