Consolas que se encogen

Las mejores reducciones de tamaño antes del PlayStation 3 Slim


El Game Boy, legendario portátil de Nintendo que apareció en 1989, nunca tuvo ninguna complicación para vencer en las tiendas, con su pantalla monocromática, a monstruosos competidores con pantallas a colores y procesadores poderosos. Pero después de siete años con la misma apariencia, tamaño y consumo de energía, Nintendo decidió que ya era tiempo de hacer al Game Boy un poco más portátil. Suponemos que también la aparición del Nintendo 64 y el Virtual Boy influyó para dar al GB una nueva imagen.
Cambios: su tamaño se redujo considerablemente y podías meterlo en el bolsillo trasero del pantalón (aunque tenías que descartar la posibilidad de sentarte y caminar encorvado). Dos baterías AAA reemplazaron a las cuatro costosas baterías AA; además, la energía duraba hasta diez horas, contra las tres o cuatro del pasado. La definición de la pantalla también cambió y por primera vez mostró gráficos en verdaderos blanco y negro, en vez del monocromático verdoso.

¿Acertado? Mucho. El Game Boy prolongó su reinado gracias al GB Pocket. Además, fue el GB Pocket quien empezó la moda de las ediciones especiales de consolas que ahora vemos. Incluso bajo la coexistencia con el GB Color, Pocket fue favorito entre los consumidores hasta la aparición del Game Boy Advance y la despedida definitiva del espíritu del primer Game Boy.

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo (77)

 
 
  • Mejores

  • Nuevos