Esto es lo que pasó con el proyecto de ley de deportes electrónicos en Argentina

El proyecto de ley de Esports causó furor en el Congreso argentino


Editorial: Esports. / Facebook / Twitter / Youtube / Cobertura}

Ya no es novedad que los Esports en Argentina y distintos países de todo el mundo han estado creciendo exponencialmente los últimos años. La cantidad de jugadores, equipos y hasta el dinero invertido ha ido aumentando poco a poco formando la escena competitiva que hoy tenemos, rodeada no solo de competencias y de deportistas que realmente quieren subsistir sino también de malas decisiones, falta de empatía y profesionalismo producto del desconocimiento.

Lamentablemente abundan estos últimos tres factores negativos por nuestra pasión. Además de sobrar, hacen ruido y perjudican a la mayoría a costa del beneficio de pocas manos. Ya sean espectadores, jugadores, managers, periodistas o mismo dueños de empresas que son quienes depositan su fe en forma de dinero para la realización de distintas actividades, vuelven a leer y vivir mismas experiencias que no solo retrasan a la escena, sino que lentamente la destruye.

Hoy fue una tarde histórica. Distintos actores del mundo de los deportes electrónicos se unieron por un ‘’mal’’ mayor, el dichoso proyecto de Ley de la Asociación de Deportes Electrónicos para profesionalizar los Esports en Argentina.

Un abril oscuro

Hace aproximadamente cinco meses, la Asociación Argentina de Deportes Electrónicos a cargo de Luis Regalini presentó un proyecto para incorporar dicha actividad en el sistema de deportes que prevé la Ley Nacional de Deportes. El título suena curioso, es más, era lo que se buscaba hace muchísimo tiempo; que finalmente se reconozcan a los deportes electrónicos como justamente deportes.

El problema no es ese, sino formas de planeamiento y cierta exclusión de videojuegos que internacional y nacionalmente son bien reconocidos. En principio, AADE en ningún momento consultó a ningún jugador o ‘’referente’’ para debatir y apoyar con ideales este proyecto.

Más aún, gracias a los polémicos artículos 3 y 4 de esta versión distintos videojuegos quedaron desestimados. Toda la categoría de ‘’FPS’’ (videojuegos de disparos en primera persona), además de juegos de pelea, quedó excluida por ser ‘’violentos’’, cuando globalmente se sabe que un videojuego, o mismo película o libro, no es un generador de violencia.

Así, incluyendo solamente a videojuegos de estrategia a tiempo real, simuladores de deportes y de cartas coleccionables, toda la comunidad fue en contra de este proyecto. Lamentablemente, por lo liberal que son las redes sociales especialmente Twitter, existieron insultos e incorrectas formas de expresión producto del enojo, generando así una falta de consenso entre ambos bloques.

Mala comunicación, sinónimo de problema agregado

Alrededor de 5 (cinco) meses pasaron entre este primer proyecto de ley, excluyente y mal planteado, hasta el día de hoy donde se lo expuso ante la comisión de deportes de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación (HCDN). Mucho tiempo que AADE aprovechó para los artículos 3 y 4 que generaron este revuelo.

Nuevamente, el título y objetivo es bueno pero la práctica mal llevada a cabo. A lo largo del transcurso de estos largos meses, tan solo fue una vez notificada la posibilidad e intención de modificar dichos artículos del correspondiente proyecto de ley.

De esta forma, pocos recibieron la información para forjar un nuevo ideal y plantear una mejor vista de cara a la instancia de exposición. Aún más, la organización de Luis Regalini acepta el error de un factor más que importante para el desarrollo de la misma.

El cuento de la utopía cumplida

Otra de las circunstancias de las cuales se cansa de repetir y vivir es la falta de empatía y la unidad. Bueno, lo sucedido esta tarde rompió barreras que acercó a soñar por un futuro mejor, un futuro el cual siempre se pensó pero nunca se cumplió hasta entonces.

Vía Twitter, red social por excelencia en este momento de los deportes electrónicos a nivel mundial, distintos actores se pusieron de acuerdo para pelear por este ‘’mal’’ mayor. Algo inusual en la comunidad ya que generalmente se acostumbra a ver a quienes deberían de representar pisarse entre sí colocando intereses y beneficios propios por delante de un crecimiento inclusivo.

Con un hashtag bastante explícito, promulgado por jugadores, influencers, periodistas y gran parte de las organizaciones, ha sido una de las primeras veces donde se vio a la comunidad unida. #NoAlProyectoDeEsportsAADE fue Trending Topic de Argentina por largas horas exponiendo aún más la causa ante, por qué no, personas ajenas.

¿Salvataje de último momento o buena voluntad?

Como se mencionó arriba, AADE realizó un nuevo proyecto de ley modificando los Artículos 3 y 4. Un nuevo proyecto de ley que casi no fue notificado en redes sociales, ni que nuevamente tampoco fue consultado a los representantes y referentes de la escena.

Un nuevo proyecto de ley que carece de información, que falla de racionalidad dejando a libre albedrio algo que tuvo que ser consensuado. No solo por faltas de definiciones y de artículos, sino también por mala redacción abriendo paso a la posibilidad de pensar que existe cierta defensa de intereses propios y poca capacidad de asimilar realmente el punto en discusión y objetivo.

Como frutilla del postre, nuevamente se recibió la clasificación de jugadores y equipos que acogió tantas críticas en abril; ‘’atletas cibernéticos’’. Si el objetivo realmente es profesionalizar y buscar la aceptación de los deportes electrónicos como justamente un deporte, deberían de ser deportistas o atletas a solas.

¿Qué queda?

La sesión de ayer tan solo fue el comienzo de una larga disputa e intentos de consensos. Ayer tan solo se expuso la ley ante diputados y asesores abriendo camino a una nueva instancia de debate.

Una nueva instancia de debate que a día de hoy no tiene fecha, pero que ambos bloques preparan a ciencia cierta sus puntos de vista y argumentos para así forjar una ley inclusiva y consensuada por toda la comunidad.

Aún así, muchos creen en que, debido a la situación económica del país bien expuesta por el Diputado Facundo Moyano, es prácticamente imposible que el Estado argentino apoye un nuevo deporte. Algo lógico, pero triste al mismo tiempo que afecta muchísimo al desarrollo de este proyecto de profesionalización.

Quedará esperar y estar al tanto de las redes sociales de periodistas y la Asociación Argentina de Deportes Electrónicos para la revelación de la fecha de la nueva instancia. Mientras tanto, leer e informarse de los distintos actores y así plantear un futuro mejor.

Editorial: Esports. / Facebook / Twitter / Youtube / Cobertura}

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo

 
 
  • Mejores

  • Nuevos