Jade Raymond alarmada por estancamiento de la industria

Próximas generaciones podrían alejarse del videojuego

Jade Raymond alarmada por estancamiento de la industria

Próximas generaciones podrían alejarse del videojuego

El entretenimiento electrónico está atascado en las mismas temáticas y si no cambia, podría orillar a futuras generaciones a distanciarse del control y el stick, asegura Jade Raymond, la bella desarrolladora responsable por la creación de Assassin’s Creed y actual cabeza del estudio Ubisoft Toronto.

En su experiencia, lo anterior se está reflejando en la cada vez más frecuente renuncia de diseñadores decepcionados por la falta de diversificación del medio. “He visto como mucha gente se acerca en pláticas serias para comentarme sobre la posibilidad de abandonar la industria. No les gustan los mensajes. No les gusta la idea de que todo juego sea de guerra, de que avalemos esto,” explica. “Muchos de ellos son realmente espirituales. Pasan su tiempo pensando y tratando de darle sentido al mundo, y les molesta.”

Raymond sostiene que se dejan pasar cualquier cantidad de oportunidades para abordar nuevos tópicos con profundidad en aras de salvaguardar la enorme inversión que hacen las distribuidoras. “Todo lo que pasó con la Primavera Árabe, la libertad en Internet y, en general, lo que pasa con la privacidad de la gente y todo ese tipo de cosas tecnológicas… la brecha de clases, el movimiento de ocupación de Wall Street (…) Estas son grandes historias que retratan otros medios. Ya puedes ver filmes que lidian con estas cosas. Libros. Documentales. Pero por alguna razón los juegos no se meten ahí."

La causa, contesta ella misma, es que no todo esto es divertido y cuando haces un videojuego, “la diversión siempre va a ganar.” Pero de todas maneras se puede hacer un esfuerzo, el problema es que allá afuera hay muchos juegos que ni siquiera se dan la oportunidad, explica.

En un intento por traer la plática a su proyecto actual –el nuevo Splinter Cell–, Raymond insinuó que se tratará de tocar temas más trascendentes, pero recalcó que hace falta más esfuerzo creativo, pues es posible fusionar diversión con profundidad.

Curiosamente, hace algunas semanas también salió a flote la opinión de Chris Hecker, creador de Spore, quien puso la culpa de este fenómeno en todos, desde desarrolladores, hasta medios y consumidores. “Existe esta obviedad entre los desarrolladores al decir que hacen los juegos que les gustaría jugar. Bueno, ¿podrían por favor querer hacer y jugar cosas más variadas?” demandó y advirtió que de no tomar cartas en el asunto, la industria se convertirá en un desperdicio.

La verdad es que no podríamos estar más de acuerdo. El segmento indie está haciendo un esfuerzo monumental por cambiar las cosas, pero mientras los juegos más grandes sigan teniendo éxito a costa de los rifles y los casquillos percutidos, es probable que el resto de los estudios siga la misma línea en el entendido de que esa fórmula es segura y rentable.

[Via Kotaku]

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo (41)

 
 
  • Mejores

  • Nuevos