Falleció de distrofia muscular, pero su vida no fue solitaria gracias a World of Warcraft

El popular título de Blizzard permitió que tuviera una mayor interacción con personas

Falleció de distrofia muscular, pero su vida no fue solitaria gracias a World of Warcraft

El popular título de Blizzard permitió que tuviera una mayor interacción con personas

Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / Cobertura

A pesar de ser objeto de constante crítica e incluso considerados como una posible adicción, cierto es que lo videojuegos han servido como la puerta de entrada para muchas personas a las cuales su mundo se ve limitado. A veces estas trabas no solo son físicas, sino que también problemas emocionales y psicológicos pueden causar en las personas un retraimiento personal que buscan poder resolver con los videojuegos.

Puedes leer: Jugadores de Method fueron los primeros en derrotar a Jaina en el mundo

De esta misma manera, se dio a conocer la vida de Mats Steen, un chico que falleció con 25 años de edad en noruega producto de distrofia muscular de Duchenne (DMD). Esa enfermedad degenerativa lo llevó desde los ocho años a estar postrado en una silla de ruedas de la que jamás pudo levantarse y que así también, le costó su vida a una corta edad.

A pesar de su padecimiento, un reporte de la BBC reveló una historia emocionante que trasciende los alcances tradicionales y que demuestra cómo los videojuegos (sobretodo en línea) son un factor imprescindible para la vida de muchos. Matts fue velado por cientos de jugadores en World of Warcraft el día de su muerte.

BBC | Familia Steen
BBC | Familia Steen

En 2014, un grupo de personas se presentó a su funeral mientras que sus padres Robert y Trude lamentaban la pérdida de su hijo. No reconocieron a ninguna de esas personas que estuvieron presentes pero ellos conocían de cerca a Matts. Por casi más de 10 años, el joven tenía una activa participación en World of Warcraft y jugaba constantemente con una serie de personas de todas partes de Europa a quienes consideraba sus amigos.

Robert y Trude, sus padres, consignaban en el informe haberse lamentado durante mucho tiempo que Matts tuviese que limitar su vida a jugar videojuegos y que no pudiese hacer nada más, calificando esa actividad como un martirio al que el mismo se sometía para pasar sus días, hasta que esta situación fue revelada.

Hoy en día son decenas las personas que recuerdan a Matts como un miembro de la comunidad y que conmemoran en legado de un joven que trascendió fronteras y marcó a toda un séquito de jugadores y fanáticos.

(Fuente)

Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / Cobertura

SIGUE LEYENDO

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo

 
 
  • Mejores

  • Nuevos