Estos son los criterios para etiquetar y clasificar la restricción de videojuegos en Chile

La ley de etiquetado de videojuegos entró en vigor en 2015

Estos son los criterios para etiquetar y clasificar la restricción de videojuegos en Chile

La ley de etiquetado de videojuegos entró en vigor en 2015

Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / Cobertura

Al igual que lo son actualmente Entertainment Software Rating Board (ESRB) en gran parte de Norteamérica y Pan European Game Information (PEGI) en el continente europeo, Chile también tiene su organismo regulador que actualmente se dedica a clasificar y rectificar los criterios por los que los videojuegos se ven afectados al momento de su distribución local.

Puedes leer: El 46% de la comunidad: 1000 millones de mujeres son jugadoras activas de videojuegos en 2019

Desde el año 2015, un decreto realizado por el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo durante la en ese entonces gobernación de la presidenta Michelle Bachelet, modificó e instauró medidas para adecuarse a las normas internacionales de importación de videojuegos en el país.

¿QUIÉN CLASIFICA LOS JUEGOS?

En Chile, un organismo público no muy reconocido a vox populi bautizado como el Consejo de Calificación Cinematográfica es quien está facultado desde el año 2003 y bajo la ley 19846 para poder ejercer los criterios pertinentes tanto en la industria del cine, como en los videojuegos.

¿CÓMO SE CLASIFICAN LOS JUEGOS?

La norma en el país establece, al igual que en Europa, tan solo cinco clasificaciones que deben diferenciar obligatoriamente el tipo de contenido que ejerce el título para llevar a cabo su restricción.

En el papel, generalizadamente la ley establece que el organismo solo debe "revisar los videojuegos y determinar la edad de quienes pueden comprarlos o arrendarlos", bajo el mismo escrito estipulado en la ley 19846 en base a los siguientes conceptos:

  • Videojuego especialmente recomendado para niños y adolescentes: por contener material educativo y ningún elemento inapropiado para su edad.
  • Videojuego sin contenido objetable: que puede ser visto por personas de cualquier edad.
  • Videojuego no recomendado para menores de 8 años: por contener un porcentaje menor de lenguaje inapropiado, insinuaciones sexuales o violencia.
  • Videojuego no recomendado para menores de 14 años: por contener un porcentaje moderado de lenguaje inapropiado, insinuaciones sexuales o violencia.
  • Videojuego no recomendado para menores de 18 años: por contener un porcentaje importante de lenguaje vulgar, material sexual explícito, desnudez frecuente o importantes niveles de violencia.

LEY DE ETIQUETADO

Tal como lo mencionábamos con anterioridad, los videojuegos se vieron aludidos en el año 2015 con la entrada en vigor de un decreto de ley que no pasó por el parlamento, el cual se instauró con el objetivo de adecuarse al estándar de etiquetados de países como Alemania o Estados Unidos.

Según esta medida, el gobierno interpuso la obligación de que todo juego de videojuego vendido en el país lleve una etiqueta que cubra al menos el 25% de la carátula, extendiendo la clasificación impuesta por la Comisión de Clasificación de Software de Entretenimiento de Estados Unidos (ESRB), bajo una serie de normas que se estipulan en las siguientes imágenes.

vía BCN
vía BCN
vía BCN
vía BCN

Cabe destacar además, que esta normativa además contempla que quienes vendan videojuegos violando las restricciones, deberán afrontar multas que van desde 48.595 (1 UTM) hasta 2.429.750 (50 UTM).

Imágenes de archivo: Biblioteca del Congreso Nacional de Chile.

(Información original de Tarreo.com, escrito por Cristóbal Henríquez) (Respaldo Bibliográfico: BCN)

Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / Cobertura

SIGUE LEYENDO

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo (1)

 
 
  • Mejores

  • Nuevos