Celulares y su resistencia al agua: te contamos realmente en que consiste aquello

Más vale prevenir a lamentar, bien lo sabemos

Celulares y su resistencia al agua: te contamos realmente en que consiste aquello

Más vale prevenir a lamentar, bien lo sabemos

Editorial: Tecnología / Facebook / Twitter / Cobertura

Estamos ad portas del verano y la temporada de piscinas o las vacaciones tropicales pueden estar dentro del plan de esos meses de calor. Aunque la amenaza de humedad es constante ¿has escuchado hablar de la certificación IP68? Acá te explicamos qué es para no sientas nunca más que te hablan en otro idioma cuando asocian estas letras y números a tu celular.

La sigla “IP” significa Protección Internacional (International Protection, en inglés) o, según otros expertos Protección de ingreso (Ingress Protection). Por su parte, el primer dígito, que sigue a ese dúo de letras, corresponde al nivel de protección que tiene un Smartphone contra el ingreso de objetos sólidos. El segundo número describe el nivel de protección frente a líquidos (normalmente agua dulce). Muy técnico, ¿no?

¡Más claro, por favor! Entonces... Si mi equipo tiene eso ¿puedo utilizarlo bajo el agua?

Técnicamente es relativamente posible, pero no recomendado. El objetivo de diseñar equipos con resistencia al agua y al polvo es brindar una característica de protección frente a accidentes que en un equipo sin esta característica podría ocasionar daños irreparables.

Es importante no hacer una prueba por diversión o por solo probar cuánto aguanta un dispositivo enfrentado a este tipo de situaciones acuáticas. Para lograr la certificación IP68 se realizan pruebas de testeo en el equipo para analizar cuánto puede soportar sin filtración, hay que entender que el objetivo de diseñar equipos con resistencia al agua y al polvo, es brindar una característica de protección frente a accidentes cotidianos. Si bien la protección IP68 es resistente al agua y al polvo, aguanta hasta 1.5 metros de profundidad en agua dulce por 30 minutos”, explica Macarena Parker, Product Manager de Smartphone en Samsung Electronics Chile.



Para seguir hablando de las pruebas, las evaluaciones a las que se someten los equipos son pruebas controladas y las variables que puedan existir frente a la exposición al agua son muy cambiantes. De hecho, la protección IP68 no incluye el agua salada, por lo tanto, si el equipo es expuesto al agua de mar, es muy posible que esta cause corrosiones a las terminaciones metálicas. Además, hay que considerar que las pantallas táctiles que utilizan los Smartphones funcionan con la electricidad que dedos transmiten a la pantalla, y el agua es un conductor eléctrico, por lo cual su funcionalidad puede verse alterada.

Actualmente, existen varios dispositivos cuentan con esta protección, tal es el caso de los recientemente lanzados Powerphones, Galaxy Note10 y Note10+.

Te recordamos que Tarreo.com también está Instagram y Twitter como @TarreoGamer ¡Síguenos!


Editorial: Tecnología / Facebook / Twitter / Cobertura

SIGUE LEYENDO

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo

 
 
  • Mejores

  • Nuevos