Microsoft probó enfriar un datacenter en el océano por 2 años y funcionó a la perfección

Lo máximo en “refrigeración líquida”

Microsoft probó enfriar un datacenter en el océano por 2 años y funcionó a la perfección

Lo máximo en “refrigeración líquida”

Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / Cobertura / Instagram / Discord


A veces las compañías invierten millones de dólares en iniciativas que, por muy locas que puedan sonar, podrían convertirse en el siguiente gran golpe al mercado. Es por esto que Microsoft realiza la Think Week, un evento donde empleados de la compañía se juntan a discutir y contar sus ideas para proyectos nuevos, sin importar cuán locas estas sean.

Fue en una de estas Think Week, específicamente en el año 2014 cuando surgió la idea del “Project Natick”, una iniciativa de datacenters submarinos. A través de este proyecto se planteaba solucionar los problemas de las altas temperaturas producidas por los centros de datos terrestres.

En 2015 lanzaron el primer prototipo al mar, durante 3 meses, la prueba demostró que era posible, aunque no arrojó muchos datos acerca de su verdadera usabilidad. En 2018, ya con años sobre el proyecto, Microsoft construyó un verdadero modelo completo de datacenter submarino protegido por una coraza. El proyecto fue encargado a su división de energías navales y fue sumergido en la islas Orkney, del norte de Escocia. El datacenter en sí fue llenado con nitrógeno seco, ya que la atmósfera poco corrosiva de este es menos dañina para los componentes electrónicos.


El primer prototipo del datacenter submarino probado en 2015
El primer prototipo del datacenter submarino probado en 2015

El gran punto de venta que tenía la iniciativa era la solución a los problemas de altas temperaturas que generan los datacenters. Mantener estos grandes servidores significa un gran gasto en refrigeración y ventilación, sin embargo el océano mismo funciona como un enfriamiento líquido de última generación. La tubería interna para el intercambio de calor utiliza las frías aguas del mar nórdico para enfriar los compartimientos interiores, un sistema similar al que usan los submarinos.

Luego de 2 años en el océano, el datacenter fue traído nuevamente a la superficie y con una postal increíble de trabajadores limpiandolo de toda la vida marina que se le impregnó, Microsoft declara que el experimento fue un completo éxito.


El datacenter siendo limpiado tras 2 años sumergido
El datacenter siendo limpiado tras 2 años sumergido

"Nuestro índice de fallas en el agua es un octavo de lo que vemos en tierra", dijo Ben Cutler, quien dirige el Proyecto Natick. "Tengo un modelo económico que dice que si pierdo tantos servidores por unidad de tiempo, estoy al menos en paridad con la tierra. Somos considerablemente mejores que eso".

Al parecer este índice menor de fallas también se debe según Microsoft, a la prácticamente inexistente presencia del hombre, que puede producir accidentes y fallas sin darse cuenta en los grandes datacenters que necesitan técnicos 24/7.


El equipo dirigido por Ben Cutler encargado del Project Natick
El equipo dirigido por Ben Cutler encargado del Project Natick

La iniciativa cuando sea ampliada podrá proveer a comunidades y ciudades costeras de un acceso más rápido a servicio de nube, gaming, streaming y uso de internet en general. Además el datacenter utilizado en las islas Orkney utilizó el sistema de energía 100% verde que utilizan todas las islas.

Ahora Microsoft planea expandir las capacidades de estos datacenters submarinos para en un futuro empezar a implementarlos a gran escala. ¿Será que el futuro de los centros de datos estará en el océano?

Te recordamos que Tarreo.com también está Instagram y Twitter como @TarreoGamer ¡Síguenos!

(Fuente)

Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / Cobertura / Instagram / Discord

SIGUE LEYENDO

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo

 
 
  • Mejores

  • Nuevos