Review

Godzilla

Un triste homenaje al rey de los monstruos
LEVELUP 4 Muy malo

PROS:

Buena variedad de monstruos jugables

Gran atención al detalle en los modelos de los monstruos

CONS:

Los objetivos se repiten una y otra vez

Poca variación de escenarios

Gráficos que asemejan un juego de móviles

Controles de movimiento frustrantes y poco intuitivos

Trama inexistente

Contenido insuficiente

La idea de un nuevo juego de Godzilla para PlayStation 4 sonaba maravillosa. La más reciente película, así como anuncios desde Japón de una cinta más apegada a la tradición generaron mucho interés, así que el título pintaba para convertirse en la punta del iceberg de la emoción para los fanáticos de los Kaijus de la vieja escuela. Tristemente, la entrega no cumple con lo prometido y termina siendo una triste excusa para mantener viva una licencia; podría decir que sólo parece un port de un juego de celular.

Desde el inicio notarás que los gráficos están pobremente trabajados: los escenarios, edificios y todo lo que no sea tu monstruo gigante, luce acartonado y sin vida. Ni siquiera en la primera película de Godzilla —allá por 1954— lucía tan aburrida la ciudad. Aquí, el problema es la repetición de modelos: destruirás los mismos edificios una y otra vez, en el mismo escenario, con el mismo fondo y el mismo paisaje. Se nota que los desarrolladores no se tomaron la molestia de detallar un poco más los escenarios y prefirieron usar un sistema para copiar y pegar que termina siendo un insulto. Sin embargo, no todo se ve horrible; los modelos de los Kaijus tienen muchísimos detalles, desde las escamas hasta los colmillos y los huesos, cada monstruo luce completamente diferente a los demás, y el resultado es más fiel a las versiones para las distintas películas de Godzilla —unos de mis favoritos es King Ghidorah y es un deleite enfrentarlo o controlarlo—.

Desde el inicio notarás que los gráficos están pobremente trabajados

En lo que respecta a las mecánicas de juego, el título no mejora. Al inicio, un tutorial te explica lo básico: cómo golpear y moverte, así como la manera de usar tu aliento atómico. Es evidente que los desarrolladores se esforzaron para retratar el movimiento que hizo popular al Godzilla tradicional: lento y poco ágil, el problema es que fallaron dramáticamente, y en lugar de eso tenemos un bloque robótico con controles tediosos y un combate terrible. Te desplazas usando el stick izquierdo, pero para girar debes presionar los gatillos L1 o R1, dependiendo de la dirección que elijas. Eso te provocará el primer dolor de cabeza, ya que esta clase de movimiento es imprecisa y muchas veces terminarás en la dirección equivocada; ésta es la clásica muestra de que el sistema de desplazamiento tipo tanque no funciona en los juegos actuales. Controlas la cámara con el otro stick, mientras que cada botón está asignado a un movimiento: golpear con las garras y la cola, aliento atómico o cargar a tu oponente. Una vez que logras acostumbrarte a los horribles controles, puedes comenzar a destruir todo a tu alrededor.

Después de completar el tutorial tienes acceso a todas las modalidades de juego. De inicio, están el modo historia llamado God of Destruction y uno de supervivencia llamado King of Kaiju. En ambos hay pocas cosas por hacer, pero si lo que buscas es desbloquear todos los Kaijus así como las respectivas mejoras de cada uno, pasarás interminables horas en ellos. En el modo versus podrás pelear contra otros jugadores; en Evolution desbloquearás mejoras para los Kaijus, y en el sorprendentemente divertido Diorama tienes la oportunidad de crear tu maqueta de Godzilla y el resto de los monstruos y divertirte tomando fotos.

El gran n​úmero de Kaijus es el ​único atractivo​...​ si eres fan
El gran n​úmero de Kaijus es el ​único atractivo​...​ si eres fan

Entre los modos principales está God of Destruction, que sirve como uno de historia donde progresas por capítulos, el problema es que todos los diálogos aparecen en cuadros de texto e imágenes fijas, así que rápidamente se vuelve aburrido y preferirías saltarte todo e ir directo a la acción. Cada capítulo se presenta con los mismos objetivos: destruir los generadores de energía ubicados como edificaciones gigantes en distintos puntos del pequeño mapa; para destruirlos sólo debes atacarlos con una serie de golpes y pasas al siguiente. No hay mucha ciencia y las variaciones se limitan a escenarios donde debes cumplir los objetivos contra reloj, sin embargo, esto no agrega dificultad porque tienes muchísimo tiempo para completarlos.

En cada escenario debes derrotar a un Kaiju, el cual aparece en un pequeño cinematic que te muestra un poco de su origen —un gran fan service, ya que sus apariciones son similares a las de sus contrapartes de las películas—. Al vencer a cada Kaiju recibes células y ADN que te sirve como moneda para mejorar tus habilidades, así como para desbloquear nuevos poderes en el modo Evolution. Para completar los escenarios es obligatorio destruir los generadores y eliminar al Kaiju en cuestión; además, hay pequeños objetivos secundarios como aplastar cierto número de helicópteros o tanques, y recolectar datos, lo que puedes hacer al pararte sobre puntos específicos del mapa y presionar el stick derecho. Esto otorga un poco de dinamismo a los encuentros, y si buscas obtener el final verdadero del juego tendrás que reunir los datos de todos los capítulos, lo que requiere que juegues el modo historia 5 veces —por lo menos—. Si pretendes conseguir eso la paciencia será tu mejor amiga, pues para cuando estés en la segunda vuelta del modo historia te sentirás harto.

Escenarios y objetivos repetitivos terminan arrui​nando ​la experiencia
Escenarios y objetivos repetitivos terminan arrui​nando ​la experiencia

El modo King of the Kaiju tiene 6 oleadas de Kaijus aleatorios, a los cuales tendrás que vencer en el menor tiempo posible. Igual que en el modo anterior, eliminarlos te otorga células para mejoras. Si quieres aventurarte y mejorar al máximo a los Kaijus, te recomiendo visitar constantemente el modo Evolution, ya que será más sencillo contrarrestar el ataque de los Kaijus con poderes porque el balance en los monstruos es prácticamente nulo. Habrá unos que podrán arrinconarte con la misma cadena de golpes, sin darte oportunidad de escapar y aunque puedes hacer lo mismo, es frustrante, sobre todo cuando tienes que lidiar con los pésimos controles.

Si bien destruir ciudades y enfrentar a otros Kaijus es divertido al principio, no puedes disfrutar Godzilla más de un par de ocasiones. La falta de un buen modo historia, donde sientas que en verdad estás progresando, vuelve la experiencia tediosa y aburrida rápidamente, y la obligación de tener que repetir la poca variedad de misiones para desbloquear todo te quitará todas las ganas de jugarlo. Godzilla está creado para los fans, pero en algún momento las cosas dieron un mal giro y el resultado hubiera sido mucho más apreciado en un celular. Es lamentable que aún no tengamos un título que haga honor al rey de los monstruos; no queda más que dejar que Godzilla descanse hasta la próxima vez que alguien se atreva a traerlo de nuevo al universo de los videojuegos.

¿QUÉ TE PARECIÓ Godzilla

?

38 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

38 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

3.2

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

  • Facebook

  • Tarreo

 
 
  • Mejores

  • Nuevos