Los mejores juegos de The Lord of the Rings

Las buenas adaptaciones de película a videojuego sí existen


Con motivo de la celebración del concierto de The Lord of the Rings en la Ciudad de México este 20 de marzo, nos dimos a la tarea de analizar cuáles han sido los mejores juegos que la saga fílmica le ha regalado al medio del entretenimiento electrónico. Descubrimos con agrado que los trabajos de Electronic Arts y Traveller's Tales son testimonio de que las buenas adaptaciones existen, aunque en la historia de los videojuegos tenemos más ejemplos de lo contrario.

Reunimos 5 títulos de The Lord of the Rings, basados en la trilogía cinematográfica original, con elementos adicionales que podrían catalogarse como libertades creativas. Lo más curioso es que no todos son de acción; también hay exponentes del género RTS y RPG.

Howard Shore ganó 2 premios de la Academia por la música de las primeras 2 entregas de El Señor de los Anillos, respectivamente
Howard Shore ganó 2 premios de la Academia por la música de las primeras 2 entregas de El Señor de los Anillos, respectivamente

The Lord of the Rings: The Third Age

En el quinto lugar ubicamos a The Lord of the Rings: The Third Age, desarrollado por el estudio que entonces era conocido como EA Redwood Shores y que a la postre sería rebautizado como Visceral Games (sí, el mismo de Dead Space).

Después de la salida de 2 buenos juegos como The Two Towers y The Return of the King, Redwood Shores quiso intentar algo diferente al relatar una historia original e incursionar en el ámbito del RPG por turnos, que dista de ser el género estandarte de Electronic Arts. Pese a los riesgos implícitos, The Third Age resultó un éxito.

Al tratarse de un título de rol, era más estratégico que las adaptaciones previas de la trilogía, pero no tanto como para tornarse inaccesible, mientras que su argumento ofrecía frescura a los fans que conocían de memoria las películas e incluso los libros, pues los protagonistas (Berethor, Idrial y Elegost) estaban basados en figuras secundarias de los filmes que no aparecían en las novelas de Tolkien.

The Third Age era lineal y quizás excesivamente fácil para los entusiastas del género, pero con casi 30 horas de duración y decenas de habilidades por desbloquear, difícilmente lucía como un producto apresurado o mediocre.

The Third Ager sirve como uan primera experiencia accesible para quienes no conocer el género RPG por turnos
The Third Ager sirve como uan primera experiencia accesible para quienes no conocer el género RPG por turnos

The Lord of the Rings: The Battle of Middle-Earth II

La siguiente posición corresponde a un juego de estrategia en tiempo real, lo que de antemano constituye un logro cuando recordamos lo aletargado y poco rentable que puede resultar un género como éste. Si algo distingue a The Lord of the Rings, son las masivas batallas, y el hoy desaparecido estudio EA Los Angeles, quiso explotar esa característica al máximo con una experiencia que, a gran escala, compartía elementos de conquista con Risk, pero que sobre el campo de batalla era híbrido de Age of Empires y StarCraft, debido a la naturaleza de ciertas tácticas y, por supuesto, a las unidades exclusivas de cada facción involucrada, que en este caso eran la de la luz y la oscuridad.

Mientras el lado oscuro contaba con duendes, orcos, arañas, dragones y hasta el Balrog, el de la luz involucraba elfos, caballeros de Rohan, de Gondor e incluso, enanos, sin mencionar que ambos podían incluir héroes, fueran figuras icónicas de las películas o caracteres personalizados.

The Battle of Middle-Earth II no era precisamente el pináculo del juego de estrategia, pero su aspecto llamativo era congruente con el de las cintas y, más importante aún, adaptaba con éxito el controvertido esquema de controles de estrategia de PC a consola, así que no solamente se trataba de un sólido port de filme a videojuego, sino también de computadora a sistema dedicado.

Hay algo retorcidamente satisfactorio en el hecho de interpretar el rol de los villanos y destruir la Comarca
Hay algo retorcidamente satisfactorio en el hecho de interpretar el rol de los villanos y destruir la Comarca

The Two Towers y The Return of the King

¿Quién no recuerda los juegos de The Two Towers y The Return of the King? A la fecha, destacan al tratar el tema de The Lord of the Rings y cuando se habla de sólidas adaptaciones fílmicas y buenos juegos de acción.

Ambos capturaban la estética y la escala de las 3 películas de New Line Cinema, y enriquecían con mecánicas de juego divertidas y con cierto grado de profundidad, toda vez que permitían usar a cada protagonista quien, a su vez, contaba con ataques característicos y una línea de progresión con decenas de movimientos y poderes por desbloquear, de modo que la rejugabilidad estaba a la orden del día.

Por si fuera poco, The Two Towers innovó al introducir un modo de juego tipo horda, en el cual la encomienda era hacer frente a oleadas paulatinamente más difíciles de orcos, uruk-hai y trolls; todo esto, años antes de que Gears of War si quiera estuviera en el mapa.

Como mencionamos, lo primero que capturaba la mirada en de The Two Towers y en The Return of the King, era el apartado gráfico. Ambos lucían espectaculares para la época y permitían a los fans explorar cada momento épico de los filmes, como la batalla Moria, la de Helm's Deep o la toma de Isengard por parte de Gandalf y los Ents. Luego venía el combate fluido y característico de cada miembro de la Comunidad del anillo, ramificado en ataques cuerpo a cuerpo, de rango y hasta ejecuciones, y una vez que se completaban los niveles, venía la opción de adquirir nuevos movimientos para el personaje o para todo el grupo, en el caso de The Return of the King.

Estos títulos eran lineales, breves y relativamente sencillos para quien esperaba un desafío enorme, pero la experiencia era sólida, fiel a las películas, entretenida y hasta innovadora, eso sin mencionar que The Return of the King añadía modo cooperativo y los 2 juegos incluían secuencias reales de los filmes, así como material detrás de cámaras. En pocas palabras, se trataba de un auténtico banquete para los fans.

Para los fans, fue una grata experiencia controlar a Gandalf The White en The Return of the King
Para los fans, fue una grata experiencia controlar a Gandalf The White en The Return of the King

LEGO: The Lord of the Rings

Hace unos años no habríamos imaginado que un juego de LEGO se consagraría como la mejor experiencia de The Lord of the Rings en las consolas y mucho menos, después de la salida de las películas. Sin embargo, la receta de Traveller's Tales, probada en cuantiosas ocasiones con Harry Potter y hasta Batman, alcanzó su punto máximo de depuración y humor con un juego pensado para los pequeños, pero que todo fan de la saga puede disfrutar, especialmente por la manera visualmente ingeniosa en que el estudio tradujo el aparentemente serio universo de The Lord of the Rings, en algo pintoresco e hilarante y profundo.

Quienes conocen el estilo de Traveller's Tales saben qué esperar de LEGO: The Lord of the Rings, nos referimos a irreverencia, abundante destrucción de bloques y, al mismo tiempo, construcción de elementos para resolver acertijos sencillos. En lo que difiere este juego de los del resto de la lista es en la escala, pues aunque el recorrido de los 18 niveles no demanda más de 8 horas, el número de personajes con los cuales jugar asciende a 80 y una vez desbloqueados, los escenarios terminan por conformar una recreación relativamente abierta de Middle-Earth. Además, se pueden forjar ciertas herramientas como Skyrim y es posible jugar con un amigo, lo que verdaderamente cambia la experiencia, ya que mientras uno distrae a un enemigo, otro puede atacarlo, lo que enfatiza el trabajo en equipo.

El simple hecho de ver a los personajes de The Fellowship of the Ring en legos vale el precio completo del juego
El simple hecho de ver a los personajes de The Fellowship of the Ring en legos vale el precio completo del juego

Resulta realmente asombroso que de una trilogía de películas se hayan desprendido tantos buenos juegos, sobre todo si recordamos casos como los del infame E.T. o algunos del agente 007, también desarrollados por EA que pasaron sin pena ni gloria. El de las adaptaciones es un ámbito que, a la fecha, permanece plagado de pésimos ejemplos, pero los 5 casos antes expuestos dan cuenta de que es viable derivar un producto de otro sin comprometer la calidad. Y aunque puede parecer tangencial, lo cierto es que ninguno de los títulos de esta lista sería tan consistente o épico si careciera de la música licenciada de los filmes compuesta por Howard Shore, a quien podremos escuchar este jueves 20 de marzo, en el Auditorio Nacional.

El concierto será ofrecido por la Orquesta de las Américas, conformada por 225 músicos, bajo la batuta de Howard Shore
El concierto será ofrecido por la Orquesta de las Américas, conformada por 225 músicos, bajo la batuta de Howard Shore

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo (18)

 
 
  • Mejores

  • Nuevos