5 cosas que nos gustaría ver en el nuevo Zelda

¿Logrará Nintendo dar nueva vida a la franquicia?


Tags

El momento largamente pospuesto ha llegado: por fin vimos algunas imágenes del nuevo Zelda para Wii U. Son pocas, pero dan una idea de lo que será el juego y lo que podemos esperar de él. Sin duda, para Nintendo es una plataforma con la que intenta dar el salto a los mundos abiertos. ¿Lo conseguirá o nos dará otra propuesta que no revolucionará el que quizá sea el género más importante de nuestro tiempo? Les comparto algo de lo que sería bueno ver en el nuevo Zelda.

1. Que por fin se integre un mundo abierto con mecánicas de juego precisas y variadas

En este momento predominan los mundos abiertos o semiabiertos: el éxito de Assassin’s Creed, Watch_Dogs, GTA y Minecraft ha obligado a viejas y venerables franquicias como Metal Gear y Final Fantasy a unirse a la manía. ¿Qué puede hacer Zelda por el género? Lo que falta a los mundos abiertos es equilibrar la cantidad masiva de contenido que siempre nos han presentado con dinámicas de juego más precisas e inteligentes, pues hacer todo con un botón como en Watch_Dogs o emprender el enésimo quest copypaste de matar 10 cangrejos en cualquier MMO termina por matar todo nuestro interés. En ese sentido, Nintendo podría refinar los mundos abiertos con mecánicas significativas, buen diseño de situaciones, ítems y misiones, pero por el momento queda algo de temor: si veo que la primera misión es matar 10 bokoblins o algo similar, mis esperanzas empezarán a diluirse.

2. Retomar en serio la dirección del primer Zelda

Aonuma comenzó su intervención hablando del primer Zelda como el modelo de este título: un mundo no lineal en el que puedes encontrar un dungeon o un lugar interesante en cualquier momento, acabar los calabozos sin importar el orden y tomar en serio la exploración. Sin embargo, esperamos que realmente se retome este último aspecto: muchas entregas de mundo abierto ocultan una enorme linealidad en sus campañas principales gracias a los quest secundarios y esto puede ocurrir en Zelda debido al énfasis en el handholding de Nintendo en años recientes. ¿Lograrán volver a un mundo de juego más serio?

3. No más asistentes

Desde Ocarina of Time el uso de haditas asistentes, voces en el cielo y demás elementos ha marcado a la franquicia y todos coinciden en que es molesto. En el trailer no vimos algo parecido, sólo a Link, su caballo y los enemigos. La eliminación de asistentes como Fii sería un muy buen paso para el nuevo Zelda porque daría fuerza al compromiso de la saga con dinámicas más libres, abiertas, menos lineales y que se tomen la inteligencia del público un poco más en serio.

4. Más equilibrio entre lo alegre y lo tenebroso

El teaser que vimos confirmó las palabras de Aonuma: el nuevo Zelda sería un compromiso entre el estilo visual del último juego, Skyward Sword, y el demo técnico de Wii U con un Zelda ligeramente más realista. No atacamos esta dirección, en general luce muy bien y el Wii U hace justicia a ese tipo de gráficos, pero la cuestión del aspecto de la franquicia —que cada vez se ha vuelto más pasteloso, rosado e infantil— ha irritado a muchos y no les falta razón. En los Zelda originales y Ocarina of Time había equilibrio entre lo cute (kawaii) de los juegos japoneses y cierto sentido de lo terrorífico que les daba personalidad: pues como todos los títulos con elementos RPG de fantasía medieval, Zelda es un descendiente de Dungeons & Dragons, donde la aventura épica y luminosa está unida irremediablemente al horror y a la oscuridad de una mazmorra. Esperamos que Zelda recupere al menos un toque de seriedad que hacía que locaciones como el pozo de Ocarina of Time y casi todos los momentos de Majora’s Mask sigan siendo fascinantes.

5. Que Zelda recupere su relevancia

Zelda es una franquicia que se ha ganado el corazón de todos los gamers: simplemente es increíble ver la cantidad de amor y buenos recuerdos que gente en todo el mundo siente por ella. Sin embargo, ese fanatismo no corresponde con las ventas y la difusión de las entregas más recientes, cada vez más exiguas. En última instancia, la popularidad no tiene que ver con la calidad de un juego, pero lo cierto es que hubo un tiempo en que Zelda marcaba épocas, imponía estándares y presentaba saltos de diseño fascinantes. Hoy simplemente no es así y a pesar de su calidad, los productos de los últimos años se han quedado cortos en el momento de redefinir el género de aventura RPG. Decenas de títulos están saltando al tren del mundo abierto: ¿Zelda lo hará con cambios importantes o como uno del montón? Muchas cosas pueden salir bien o mal, pero lo que todos queremos es el verdadero retorno del rey, la corona del gaming de consola que Zelda siempre ha sido.

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo (67)

 
 
  • Mejores

  • Nuevos