Canciones de videojuegos que no sabías que eran plagios

¿Homenaje o robo? Tú decides


La industria del videojuego siempre ha buscado inspiración en todos lados: cine, literatura, juegos de simulación, RPG de turnos, caricaturas y un largo etécera. La música no es excepción. Durante décadas, los soundtracks de videojuegos se han basado en los llamados "sound-alikes". ¿Qué es eso? Un sound-alike es una composición destinada a imitar el sonido y estilo de una canción popular, haciendo unas pequeñas variaciones para que no haya que pagar regalías. Todavía se debate si dichas propuestas son plagio, pero muchas han sido objeto de recursos legales. Por fortuna, nuestros videojuegos clásicos nunca han sido cancelados de ninguna manera por dicha situación, pero, ¿por qué no checas esta lista de canciones y títulos que recurrieron a estos dudosos préstamos para adornar sus soundtracks?

Chrono Trigger

Sin duda alguna, Chrono Trigger tiene uno de los soundtracks más legendarios de la historia de los videojuegos. También es uno de los más llenos de pistas sound-alike. Tomemos el caso de The Trial, la melodía que escuchas durante el famoso episodio en el que eres inculpado por la desaparición de Marle, la princesa del reino de Grandia. La pieza es sospechosamente parecida a uno de los momentos más famosos de The Wall: el juicio interno de Pink, también llamado The Trial.

El sound-alike más clásico del juego es sin duda el tema de Robo, un extraño rip off del que, ya en la era del Internet, sería el tema de los Rick-Rolls: Never Gonna Give You Up, de Rick Astley. La similitud es tan fuerte que dio lugar a los Robo Rolls en los inicios de la era 4chan.

Otro caso fuerte de similitud (a nivel notas) es el que existe entre SIRIUS, de The Allan Parsons Project, también conocido como el tema de entrada de los Chicago Bulls, y Corridors of Time, que prácticamente sigue cada nota del anterior. Afortunadamente, los arreglos y el mood de la melodía hacen que, al menos en nuestra opinión, Chrono Trigger sea claramente el ganador al menos en gusto artístico:

Pero Chrono Trigger no sólo ha tomado préstamos: también le han robado, y de manera descarada. El 18 de agosto de 2009, Namco Bandai extendió una disculpa oficial a Square Enix y Taito. ¿La razón? Uno de sus innumerables juegos derivados, Super Robot Taisen K, incluía segmentos prácticamente robados de "Battle with Magus" de Chronno Trigger y "The One who will save the Eart", de Lufia II. Escucha a partir del minuto 1:02 para notar este descarado robo:

Donkey Kong Country y Vangelis

Nadie podrá disputar que los soundtracks de Donkey Kong Country y su sucesor, Diddy Kong's Quest son las obras maestras del compositor David Wise, cuyo carácter atmosférico, inmersivo, lleno de melancolía y nostalgia, han dejado huella indeleble en el mundo de los gamers. También están llenos de plagios de Vangelis, el compositor griego de música ambiental y progresiva mejor conocido por obras monumentales como los soundtracks de Antarctica, Blade Runner y 1492: Conquest of Paradise. ¿Qué? ¡Blasfemia! Lamentablemente, no. Por ejemplo, escucha este tema de Diddy Kong's Quest, "In a Snow-Bound Land" y compáralo con el tema principal de Vangelis para el soundtrack de Antarctica (1983).

En este caso, el plagio es un tanto lamentable y evidente, aunque David Wise añade un poco más en la melodía. En otros casos, el préstamo estaba más en la idea general que en cosas específicas, como ocurre al comparar Fear Factory de Donkey Kong Country con Procession, del álbum conceptual de Vangelis, The City (1990):

Por último, algunos han notado cierta similitud entre la pieza más icónica del soundtrack de Diddy Kong's Quest, Stickerbrush Symphony, y algunas composiciones de Vangelis como Alpha, de su álbum Albedo 0.39. Sin embargo, aquí sólo podría hablarse de similitud y, afortunadamente, la composición de Wise no sólo tiene originalidad, sino que está muy por encima de su contraparte:

Metal Gear Solid y Georgii Sviridov

La mayoría de los casos de sound-alikes pasan sin daño ni controversia en el mundo de los videojuegos, pero no fue así con la polémica del tema de Metal Gear Solid y la música del compositor soviético Georgii Sviridov. El tema de Metal Gear Solid, obra del japonés TAPPY, es por supuesto emblemático de dicha franquicia y ha incorporado a lo largo de los años diversos momentos y motivos para distinguir cada entrega del juego. No hubo problema alguno con sus versiones originales, pero en 2006, poco antes del lanzamiento de Portable Ops un usuario hizo un descubrimiento incómodo: ciertos segmentos del tema, en especial de la era de Sons of Liberty, eran simples copias de Camino de Invierno del neorromántico soviético Sviridov.

En este caso, las similitudes fueron reconocidas por el propio Kojima al ser confrontado por los fans. Sin embargo, la cosa no quedó allí, y la familia de Sviridov inició una querella legal contra Konami por plagio. El resultado fue que los arreglos del tema parecidos a la obra del compositor soviético fueron retirados. Una lástima, porque eran de los mejores.

Super Mario Bros 3. y Gustav Holst

La obra de Koji Kondo es en su mayor parte original y libre de imitaciones, al grado de que ha logrado hacer que muchas de sus canciones entren en la cultura popular de nuestro tiempo. Sin embargo, un tema en particular de Super Mario Bros. 3 es sospechosamente similar a la obra del británico con raíces alemanas y lituanas, Gustav Theodore Holst, famoso por su exquisito Opus 32, la suite Los Planetas. Nos referimos al tema de las naves voladoras, Airship Theme, y a la composición Marte, Portador de la Guerra (1914). Sin embargo, para excusar un poco a Koji Kondo hay que decir que todo el mundo plagia a Marte, una composición absolutamente excelente al transmitir el simbolismo clásico del antiguo dios grecorromano de las batallas.

Banjo Kazooie: Grunty's Theme

Esto es más un homenaje o parodia que un plagio, pero es curioso. El famoso tema de Gruntilda, compuesto por Grant Kirkhope para este genial plataformero de Nintendo 64, es una calca de la melodía The Teddy Bear's Picnic, un clásico de la música infantil obra de Teddy Hall. Sin más, dejo a tus oídos con esta comparación:

El polémico Yuzo Koshiro

Uno de los más polémicos (y talentosos) compositores en la historia de la música de videojuegos es Yuzo Koshiro, japonés responsable de la música de títulos como Streets of Rage, Shenmue, Shinobi, Ys, Act Raiser y muchos más. Un prodigio en muchísimos sentidos, pero también, para muchos, un amante del plagio. ¿No me crees? Lamentablemente, la historia de los préstamos de este compositor es tan larga, que podría dedicársele un artículo entero a sus similitudes de todas partes, desde la música clásica hasta el rap, el hip hop y el dance. Comencemos con un caso obvio y reciente: el tema Mysterious Invaders del soundtrack de Kid Icarus: Uprising (1:59) y el clásico cuarto movimiento de la Sinfonía Número 5 de Dimitri Shostakovich:

Pero el caso más polémico es la totalidad del soundtrack de Streets of Rage 1 y 2, que toman prestadas cosas de tantos artistas que es imposible ennumerarlos todos: Soul II Soul, Enigma, Beau Dolar, Black Box, Royal House, Doug Lazy, Inner City, Hithouse, Landlord, Magoria, Bass Value, etc., etc. Para ser justos, mucho de esto es simple y estereotípico dance con sus no muy originales beeps y boops, pero la cantidad de elementos prestados es tanta que casi nos marea:

Los préstamos se interponen en lugares inesperados, como es el caso del genial Act Raiser y el "Gangsta Nigga" de Kool G Rap y DJ Whoo Kid. Así es, la música de un juego simulador de dios está inspirada en un rap:

La lista de préstamos de la discografía de Kozhiro es inmensa. Sin embargo, sería injusto dejar una imagen semejante de él a nuestro público sin advertir que Kozhiro también es un compositor absolutamente genial que nos ha dado algunos de los momentos más altos en la música de videojuegos, como el soundtrack de Ys I & II. Así que dejemos esta larga lista con una verdadera obra maestra: Palace of Destruction, de Ys I.

Conclusión

La realización de música para videojuegos siempre ha sido un arte difícil, tanto en el lado técnico como en el creativo. Naturalmente, dichas composiciones reflejan el imaginario del título al que adornan, y muchas veces no es fácil crear desde cero las canciones adecuadas para un título. En cierto modo, el sound-alike era una práctica legítima en los viejos tiempos en los que los videojuegos eran ellos mismos reflejo de temáticas y arquetipos de la cultura pop traducidos a interactividad, y la fidelidad del sonido estaba reducida a unos cuantos chiptunes. Hoy, cuando la fidelidad del sonido ya lo vuelve indistinguible de la música en otros medios, los sound-alikes son más difíciles de disfrazar. Como vimos, en muchos casos el "préstamo" superaba al original, y provenía de autores de gran talento, como Kozhiro o Kondo. En fin, esperemos que hayas disfrutado esta lista de parecidos inusuales en tus videojuegos favoritos: ¿hay alguna otra composición sospechosamente parecida que recuerdes?

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo (76)

 
 
  • Mejores

  • Nuevos