EVO 2016: Crónica del Evento

Recapitulamos el torneo de juegos de pelea más importante del mundo


Tags

El fin de semana pasado tuvo lugar en Las Vegas, Nevada, la última edición del Evolution Championship Series, el torneo competitivo de juegos de pelea más importante del mundo. En esta ocasión, los mejores jugadores de 9 títulos se enfrentaron para obtener la gloria en sus respectivas categorías: Guilty Gear Xrd Revelator Final, Ultimate Marvel VS. Capcom 3, Pokkén Tournament, Super Smash Bros. for Wii U, Killer Instinct, Mortal Kombat X, Tekken 7, Super Smash Bros. Melee y Street Fighter V. Gloria, decepción, emoción, pasión y hasta algo de comedia se desplegaron ante nuestros ojos, muchas veces de manera simultánea: grandes campeones que obtuvieron la victoria contra toda expectativa, y poderosos contendientes que vieron sus sueños hacerse pedazos de un momento a otro. Además, por primera vez en la historia el EVO fue transmitido en vivo en ESPN2, una de las principales canales de televisión deportiva del mundo. Esta es la crónica del evento supremo de juegos de peleas en el mundo, narrando los títulos más importantes del evento

Los eventos "menores"

Los horarios y preferencias del EVO reflejan el "karma", la antigüedad y respetabilidad de cada serie de peleas, pero, en términos de audiencia y participantes, los 2 titanes del evento son Super Smash Bros. en sus 2 versiones (Wii U y Melee) y Street Fighter V. Así que primero narraremos rápidamente el resto de los juegos, desde el más joven, el inesperado Tekken 7, hasta el más importante, Guilty Gear Xrd: Revelator Final, con un horario de honor para el domingo.

El segundo día del evento vió la victoria del primer campeón de la historia de Tekken 7: Fated Retribution, juego que todavía no ha sido lanzado en consolas pero circula en los arcades japoneses desde marzo del año pasado y cuya actualización, usada para este evento, fue prácticamente una experiencia inédita. La final fue disputada entre 2 jugadores de Corea: Saint, quien usó a Jack-7, contra Knee, quien usó a Bryan Fury. Knee luchó con uñas y dientes en la ronda de perdedores, obtieniendo impresionantes perfects, pero, a pesar de algunas rondas brillantes en el que es quizás el juego tridimensional más técnico y difícil, no pudo superar el poder del imponente Jack-7 de Saint, su impenetrable defensa y sus poderosos jabs.

El siguiente juego en tener evento principal (además de Smash Bros. for Wii U) fue Pokkén Tournament, con una interesante pelea de venganza entre Kazunori “Buntan” Ageta y H. A. “Tonosama.” Buntan había arrojado a Tonosama a la ronda de perdedores con su poderoso Suicune, pero la gran sorpresa fue que Tonosama, utilizando a un personaje totalmente low-tier como Braxien, se alzó con la victoria recuperándose de la ronda de perdedores, aprendiendo las tácticas de su enemigo e imponiéndose 3 a 1 y 2 contra 2. Por supuesto, la corona fue para Japón, el único país en el que este título tiene una escena. ¿Volverá el próximo año?

Luego vino el turno de Killer Instinct, sin duda uno de los mejores juegos de pelea de torneo de la actualidad. Además de la sorpresiva revelación del retorno de Eyedol (jefe final del original) al juego, la final fue un asombroso despliegue de habilidad y poder, especialmente por parte de los finalistas. En el último momento, el imbatible Gargos y Arbiter de Darnell “Hollywood Sleep” Waller se impuso al Spinal y al Jago de Kenneth “UA Bass” Armas, en una final "american style" que mostró a muy promisorios talentos jóvenes. Siempre un placer, Killer Instinct.

Después llegó el turno de Mortal Kombat XL, en el que el peculiar campeón Dominique “SonicFox” McLean, caracterizado por un enorme sombrero de peluche azul, sobrevivó el increíble reto del jugador de Baréin, Sayed Hashim “TekkenMaster” Ahmed. TekkenMaster forzaría a SonicFox a dejar a su favorito, Cassie Cage, para cambiarse a Erron, pero, a pesar del cambio de estrategia, SonicFox perdería 3-1 el primer Set. Sin embargo, SonicFox se recuperaría en el reset, forzando a TekkenMaster a cambiar a Kotal Kahn, pero todo fue en vano: SonicFox usaría a Alien en su variedad Ácido para imponerse totalmente. Por ahora, SonicFox es el campeón invencible del juego: ha ganado cerca de $260,000 USD en torneos desde el año pasado, suficiente para pagar su universidad. ¡Aprendan chavos!

El siguiente turno fue para un clásico: Ultimate Marvel vs Capcom 3. Se trata del juego más veterano después de Melee, tan viejo que es de hecho imposible comprarlo actualmente. Sin embargo, su comunidad sigue fuerte, pues es el clásico indiscutible de las peleas por equipo. En esta ocasión, un rey sin corona se impuso: Christopher “ChrisG” Gonzalez, después de años de espera, obtuvo el triunfo ante 121 mil espectadores en Twitch, imponiéndose al chileno, Nicolas “Kane Blueriver” Gonzalez, campeón del año pasado, en un despliegue de habilidad, con una conmovedora muestra de respeto y solidaridad entre ambos rivales. Grandes. ¿El único problema? Un sujeto sin camisa y fuera de sí intentó retar al campeón justo tras su victoria. El individuo fue sacado del escenario por la oportuna acción del personal de seguridad. LOL

El tercer evento en rango por su horario, Guilty Gear Xrd: Revelator Final es uno de los títulos más técnicos y de mayor respeto del evento; también es un coto privado de Japón, país que no ha podido ser destronado de este difícil juego. En esta ocasión, Tominaga “Machabo” Masahiro derrotó a Hashimoto Omito en una emocionante gran final, en la que ciertamente Machabo, con un clásico Ky Kiske, se impuso a Omito y su estilizado Johny, pero Omito estuvo a tan sólo un round de forzar un bracket reset. Poco después de la final, el director del juego, Ishiwatari Daisuke, anunció que el personaje Dizzy estará disponible a partir de hoy, lunes, y será gratis por un tiempo limitado. El juego seguirá teniendo apoyo por parte del desarrolldor y parches de balance.

Super Smash Bros. for Wii U: acabó el reinado de terror de ZeRo

El tercer juego más visto del evento, Super Smash Bros. for Wii U nos deparó varias sorpresas debido a lo inestable del metajuego, es decir, los personajes y tácticas utilizados en el juego de alto nivel. A diferencia del año pasado, con la insufrible presencia del todopoderoso Diddy Kong y su profeta, el chileno Gonzalo Barrios o ZeRo, en esta ocasión el juego fue un verdadero "free for all" en el que cualquier personaje y cualquier jugador podían hacerse con la corona. Pero primero, algo de contexto.

El metajuego de Super Smash Bros. for Wii U ha sido una verdadera montaña rusa desde la introducción de los personajes DLC al juego. Como se sabe, en los orígenes dominó Diddy Kong; luego fue Sheik; más tarde, los personajes DLC, primero con Cloud pero luego, de manera definitiva, con la rotísima Bayonetta. Sin embargo, tras una surrealista época de una Bayonetta invencible, ésta fue nerfeada y se creó un vacío de poder. Por otra parte, ZeRo, el campeón indiscutible con una racha de 53 torneos ganados incluyendo el pasado EVO 2015 y el Smash Bros Invitational, empezó a tener dificultades desde el año pasado, cuando Nairoby "Nairo" Quezada lo derrotó en el Major League Gaming World. Después, Elliot "Ally" Bastion lo derrotaría en el torneo Get on my Level. Finalmente, Larry Lurr vencería a ZeRo de manera dramática en el 2GGT: Mexico Saga. Un dios ha caído...

En este año, la gran sorpresa de las finales fue el uso de Mega Man, un personaje totalmente ajeno al meta. El encargado de aniquilar a ZeRo fue Kamemushi, quien eventualmente llegaría a la final desde la ronda de perdedores. De manera increíble, Kamemushi destruiría a Diddy Kong y a Sheik, los dos mains de Zero, con una mezcla entre zoning perfecto, agarrones y mortales barridas. Un dios fue aniquilado ante nuestros ojos. La final fue Ally (Mario) vs. Kamemushi (Yoshi, Mega Man). De nuevo, personajes fuera del meta que dieron a la final un aire de clásicos de 8 y 16 bits. Mega Man parecía imponerse pero la extrema capacidad de supervivencia y daño de Mario se impusieron. Ally, el primer hombre que derrotó a ZeRo, se volvió el nuevo rey. Mientras, ZeRo se quejaba de la organización del evento y el horario de las batallas. Mejor suerte para la próxima...

Super Smash Bros. Melee: la consagración de Hungrybox

El segundo torneo más importante del evento en términos de horario y el primero en espectadores vía Twitch, Super Smash Bros. Melee fue el juego que más pasión y emoción aportó al EVO este año. Para los no iniciados, el meta de este juego de hace ya 15 años está basado en un concepto llamado 20XX. ¿Qué rayos significa este término? Básicamente, significa que el mejor personaje, si se jugara al nivel perfecto de una máquina de speedruns, sería Fox McCloud. Sin embargo, el factor humano impide que este nivel sea alcanzado, y gracias a ello es que vemos cómo en cada torneo hay una sorpresa y un personaje nuevo se apodera de la victoria. El año pasado, el poderoso Fox del sueco Armada se impuso a Hungrybox; este año, los destinos se revirtieron y Hungrybox hizo un comeback asombroso para imponerse de manera épica.

Primero, algo de contexto. El metajuego de Smash Bros. Melee gira en torno a un sistema de "dioses" que dan vida y sentido al juego, ya muy viejo y que no tiene nuevas revelaciones desde hace mucho. Los cinco dioses son: Joseph Marquez "Mango"; Adam Lindgren, "Armada", Juan Debiedma "Hungrybox", y Kevin Nanney "PPMD", a los que se añade el venerable y honorario Jason Zimmerman, "Mew2King", y el antihéroe, William Hjelte, conocido como Leffen. Sin embargo, este año los dioses se descalabraron: Leffen no pudo ir al torneo por un problema con su VISA; PPMD no atendió por problemas de salud; Mew2King fue eliminado por Mang0 y éste último fue superado por Hungrybox. Ahora bien, Hungrybox es el mejor jugador de Jigglypuff del mundo, una proeza dificilísima porque es el único profesional con este personaje, pero, de manera trágica, siempre se ha quedado corto en el EVO: tercer lugar en 2013, segundo en 2014 y 2015. Hungrybox mantenía una perspectiva realista: a pesar de su gran victoria en el torneo Dreamhack, Hungrybox declaró a su rival como el #1 incuestionable: "Necesito ganar el EVO... si gano, podré decir: soy el mejor del mundo, es oficial. Eso representa mucho para mí".

El camino de Hungrybox no fue fácil. A pesar de su gran virtuosismo, el campeón americano encontró a su némesis con Justin "Plup" McGrath, un jugador de Sheik que obtuvo una brillante victoria en la ronda de ganadores y dejó a Hungrybox fuera de combate con un estilo violento. Sin embargo, no todo estaba perdido: Hungrybox se recuperaría en la ronda de perdedores eliminando a Mango, mientras Armada mandó a Plup al pool de perdedores, volviéndolo a enfrentar con Hungrybox. Plup ganaría el primer juego con su dominante estilo, pero, en ese momento, algo despertó en Hungrybox, que dominaría el resto de los juegos con su Jigglypuff. El rey había vuelto.

Así llegaríamos a la final, un rematch de EVO 2015. Armada iría con Fox, dejando a un lado su poderosa Peach, para aprovechar la ventaja: ¿20XX sería una realidad? Sin embargo, el campeón se estrellaría ante la muralla de finishers de Hungrybox, el mejor del mundo con el movimiento Rest de Jigglypuff, un one-hit kill de alto riesgo. El final primer set sería el más emocionante de la noche: Armada jugaba con clara ventaja, pues Hungrybox tenía 104% de daño (instakill seguro para Jigglypuff en cualquier momento) y él tenía toda una vida, pero un milagroso combo 0 to kill por parte de Hungrybox sellaría el destino (minuto 19:28 del video). En ese momento, la escena se elctrizó, y a partir de ese punto de quiebre, Hungrybox afirmaría su supremacía. Armada perdería los dos primeros juegos, pero volvería de manera explosiva con un poderoso comeback. Sin embargo, el último juego fue una completa reafirmación del poder de Hungrybox, que no perdonó ni un error a su oponente.

Como si fuera un decreto del destino, la final se disputó en la casa de Jigglypuff, Pokémon Stadium, y Hungrybox acabaría con Armada de manera contundente, con una mezcla de Rest, combos aéreos y aprovechamiento del terreno. Armada tendría una última oportunidad a los 150% de daño, pero un edge-guard perfecto de Hungrybox marcaría el final del juego. Hungrybox celebraría en lágrimas su ascenso a la gloria, alzando la copa con la mayor emoción, mientras Armada estaba completamente devastado sobre su silla. El mejor momento de la noche, y con la mayor audiencia en Twitch: 220 mil espectadores. Emoción, gloria, vida, muerte, decepción, y un podio casi libre de dioses, presagiando una nueva época. EVO lo tiene todo. Melee lo tuvo todo.

Street Fighter V: ganó el aburrimiento

Si Melee fue el evento más poderoso de la noche, sin duda Street Fighter V fue el más decepcionante. El meta del juego fue dominado por completo por Nash, quizás el personaje más aburrido en la historia de Street Fighter, y en esta ocasión, estuvimos muy lejos de la brillante y divertida batalla entre Gamerbee y Momochi. Lamentablemente, este año se impuso el talentosísimo Infiltration con un clásico performance coreano, frío hasta la médula, ante un valiente Fuudo que quiso desafiar al meta y se estrelló con una valerosa Rainbow Mika ante la triste realidad del aburridísimo Nash.

Este año, realmente no hubo sorpresas en un meta que ha estado estático desde el primer torneo oficial del juego, ganado por el propio Infiltration, que se ha convertido en el ZeRo de Street Fighter, con Nash como Diddy Kong. Nash es un personaje lento, defensivo, zonero, con una castrante patada baja y un Ultimate de fácil aplicación y muchísimo daño. El resultado, un juego lento, defensivo y aburrido. Lo peor es que Nash ha sido tan invencible que una gran parte de las finales fueron partidas espejo de Nash contra Nash. Fatal. Bueno, ciertamente la poderosa Chun-Li de Goichi y MOV dieron variedad a las cosas, lo mismo que el Vega de AW y el Ken de Eita. Pero se trataba de luchar en vano contra el adagio de Set Killian: no hay razón para ir contra el meta, y el honor de ganar con un personaje débil es pura vanidad...

Lo más extraño y divertido de este festín de lentitud fueron las reacciones de los "normies", es decir, la gente corriente y vulgar, a la transmisión de Street Fighter V en ESPN2, canal secundario de la famosa cadena deportiva número 1 en USA. Las reacciones fueron de incredulidad: los nerds se habían apoderado del mundo de los jocks, los deportistas y bullies de sangre roja y mentes simples. El collage de reacciones en Twitter fue inolvidable: "gente que no fue lo bastante bulleada en el colegio ahora se apoderó de mi canal favorito"; "el mundo va a acabarse", "no sé que es peor tener videojuegos en ESPN2 o que tengan locutores"; "extraño los campeonatos de comer hot-dogs", "paren el mundo, quiero parar". Priceless.

Tristemente lo que vieron los normies fue el punto más bajo del aburrimiento profesional de Street Fighter, aunque seguro ni entendieron. La final fue el implacable coreano Infiltration contra el quijotesco japonés Fuudo, quien eligió a Rainbow Mika. Las partidas comenzaron muy emocionantes y cerradas: perfects de Infiltration se enfrentaban a arrasadoras victorias de los combos de Mika. Pero de pronto, Fuudo chocó con una pared, e Infiltration se impuso sin oposición tras un excelente primer set de Mika. Nada podía hacerse: aunque Mika era valiente, era imposible penetrar la patada baja, zoning y jabs de Nash, todo con el peligro de un poderoso ultimate. El zombie americano se impondría de manera implacable a la valiente luchadora, que quizás subió a la escena para ser notada por Zangief-senpai pero fue hecha pedazos por el tier-faggotry de Infiltration.

La victoria no tuvo sabor alguno, y los fríos ojos de Infiltration se alzaron con la copa ante un público totalmente despojado de Hype. La única nota de color fue el robótico pero muy gracioso comentario de Infiltration al ser cuestionado por los periodistas: "Download complete". La referencia es la siguiente. En la escena de Street Fighter una de las tácticas más usuales es grabar videos de los profesionales y estudiarlos. Estos videos están disponibles en la red. "Download complete" se refiere tanto a bajar estos videos como a dominar el estilo de tu enemigo tan sólo con verlo, y fue justo lo que pasó con Infiltration: un completo dominio de sus enemigos. Ouch. ¡Infiltration es un salvaje! Sin embargo, su frío estilo, o quizás el hecho de que muchos cambiaron de sintonía a ESPN y otros streamers en Asia, garantizó que SFV no fuera el evento más visto vía Twitch. Un momento gris para despedir al EVO.

Conclusión

El EVO 2016 resultó un poco mixto. Aunque todos los juegos tuvieron momentos muy brillantes, en especial Melee, el hecho de que el evento principal fuera tan predecible hizo que no sintiéramos la trascendencia que tuvo la despedida de Street Fighter IV el año pasado. Sin embargo, no hay que negarlo: el evento es la Meca de los juegos de peleas, el punto de encuentro de las tendencias pasadas y futuras, el lugar donde los mejores dan lo mejor de sí. Nos vemos el próximo año. Y como dice la epica frase de la película de culto que se usa para despedir al evento, Riki-Oh: "¡Ahora son libres!".

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo (22)

 
 
  • Mejores

  • Nuevos