Todo lo que sabemos sobre Project Scorpio

La silueta de la consola más poderosa cobra forma


A mediados de junio pasado, los jugadores se quedaron con un sabor agridulce después del anuncio de Project Scorpio. Estamos acostumbrados a intervalos prolongados entre sistemas y a fastuosas revelaciones, así que fuimos tomados por sorpresa con lo que, a falta de un mejor término, podríamos catalogar como una visión costosa; como un espejismo de lo que Microsoft tenía planeado para el futuro, pero sin mostrar contornos definidos.

Lo que no tomó por sorpresa a los fans fue el léxico mercadológico empleado para describir al sistema. Con Scorpio, Microsoft promete lo mejor jamás visto pero, cuando lo analizas con detenimiento, es difícil encontrar un lanzamiento que no haya venido cobijado por promesas y superlativos. La diferencia es que, en otras épocas, con o sin emplear palabras bonitas, los fans sólo tenían que elegir entre un par de opciones. Hoy, la situación resulta confusa porque está el anuncio del PS4 Pro y el reciente estreno del Xbox One S, los cuales se yerguen sobre el horizonte gamer como 2 variables más en una extraña ecuación llena de modelos y gastos. Eso sin mencionar la desaparición del concepto "generación" que inyecta incertidumbre a la compra, ante la posibilidad de que haya una versión mejor del mismo producto en menos de un año.

De ahí la importancia de reunir todas las migajas que Microsoft ha dejado en el camino que, eventualmente conducirá al estreno de Xbox One Scorpio. Se trata de dar un rostro definido a la inversión para que decidas si te conviene hacer el gasto ahora o dentro de 14 meses porque podemos decir ―desde este momento― que no va a ser barato.

¿QUÉ ES PROJECT SCORPIO Y POR QUÉ EXISTIRÁ?

Entonces, ¿qué es Project Scorpio? Bueno, si nos desmarcamos del exagerado mame que rodeó el anuncio del sistema en sí, terminamos con un Xbox One premium; un rediseño agresivo del modelo original cuyo lanzamiento terminará por homologar el esquema de producción de consolas con el de equipos móviles a fin de brindar más opciones a los consumidores, con un producto de gama baja (Xbox One original), otro de gama media (Xbox One S) y otro de gama alta (Project Scorpio), dentro del mismo sello que, en este caso, sería Xbox One.

Lo anterior no es nuevo, sencillamente había caído en desuso. En años recientes, hubo revisiones de sistemas como el Xbox 360 o PlayStation 3, pero lo que cambiaba eran ciertas funciones aisladas, no el rendimiento como tal. Si nos remontamos a los días del SEGA Genesis o la TurboGrafx ―por poner un par de ejemplos―, encontramos ciclos de vida con cambios más parecidos al que estamos viendo. ¿Qué detonó el retorno a ese esquema? Como mencionamos líneas arriba: los smartphones.

"En el mercado de los celulares, la gente está más acostumbrada a actualizar rápido y a querer lo último de todo.", declaró en julio, el líder de ingeniería Xbox, Mike Ybarra: "Lo que parecen querer decir los usuarios de smartphones es: los juegos y las apps funcionan si se hace un mejor trabajo en la actualización." ¿Será cierto que los consumidores de videojuegos operan de la misma manera? No lo sabemos, pero Microsoft ciertamente piensa de esa forma.

¿QUÉ LO DISTINGUE?

En el pasado inmediato, vimos cosas como inclusión de interfaz HDMI al Xbox 360 o menor tamaño y consumo eléctrico en el PS3, pero el mismo funcionamiento general. En su calidad de producto premium, Xbox One Scorpio irá más allá de lo que sus antecesores han hecho, en materia de revisiones, sin limitarse a nuevas ranuras, dimensiones más prácticas, etcétera. Hablamos de una operación superior, muy superior, cuyos efectos gráficos serán evidentes… en teoría.

Para empezar, los modelos originales de Xbox One y PS4, oscilan entre 1.84 teraflops y 1.31 teraflops de potencia de cómputo respectivos, mientras que el PS4 Pro se ubica en 4.2 teraflops. El Xbox One Scorpio, por su parte, operará a 6 teraflops. Hablamos entonces, de entre 4 y 5 veces más poder respecto a sus hermanos menores y una diferencia de 30% respecto al PS4 Pro, (aunque tarjetas gráficas recientes de la línea Nvidia alcanzan incluso los 9 teraflops). Para terminar pronto, esto juega un rol importante en el desempeño de las consolas y las coloca en el rango de una PC de nivel medio.

El ancho de banda de memoria es otra diferencia. Se refiere, esencialmente, a la velocidad con la cual la consola puede dibujar las imágenes y la calidad de las mismas. En ese rubro, el Project Scorpio tendrá un ancho de banda o memory bandwidth teórico de 320 GB/s. Xbox One y PS4 estándar, operaban a 68 GB/s y 176 GB/s respectivamente, mientras que Xbox One S dispone de 218 GB/s y la cifra, en el caso del PS4 Pro, se desconoce. De nueva cuenta y para sintetizar, Scorpio está por encima otra vez.

Una cosa que los ejecutivos de Microsoft dijeron en el trailer fue también: "Podemos renderear a 6 0Hz; podemos renderear pixeles absolutos sin comprimir". ¿Qué significa esto?

Cuando las pantallas 4K empezaron a aparecer, muchos de los televisores y los reproductores incorporaban ranuras HDMI 1.4, incapaces de soportar el volumen de transferencia de datos implícito en resolución 4K a una frecuencia de dibujo o refresh rate de 60 Hz. Una alternativa era una forma de compresión denominada subsampleo de color. Microsoft asegura que Xbox One Scorpio será capaz de enviar una señal con resolución 4K a 60 Hz con pixeles sin comprimir con lo cual también queda implícito que tendrá puertos HDMI 2.0.

Una consola capaz de reproducir juegos en resolución 4K de manera nativa

El resultado, de acuerdo con los ejecutivos de Microsoft, será una consola capaz de reproducir juegos en resolución 4K de manera nativa, en vez de tener que estirar la imagen como, aparentemente, tendrá que hacer el PS4 Pro. Una alternativa será que Scorpio pueda correr títulos en 1080p a 60 cuadros por segundo con una estabilidad casi perfecta para no tener que hacer ajustes como el descrito a continuación:

"Si ves un juego como Halo 5, notarás que implementa algo llamado ajuste dinámico. Mientras las escenas se vuelven más complejas, para mantener una tasa de 60 cuadros por segundo, el juego cambia la resolución a la que corre, y no es el único juego que hace esto.", explicó Phil Spencer cuando recién revelaron el proyecto Scorpio. "Así que si lo corres en Project Scorpio, estarás en la máxima tasa de cuadros por segundo más seguido.", añadió el ejecutivo.

Otro detalle confirmado es que el Xbox One Scorpio será capaz de reproducir Blu-ray en 4K, a diferencia del PS4 Pro, por ejemplo.

¿Ahora, cómo se traducirá todo esto a realidad virtual? Eso no queda tan claro, aunque AMD, la compañía que hará el procesador SoC del Xbox One Scorpio, asegura que Scorpio será capaz de reproducir RV de alta fidelidad. Recordemos que la realidad virtual hoy, es una experiencia inmersiva, pero gráficamente inferior por la elevada factura de recursos que pasa a los dispositivos el tener que dibujar los mismos mundos 2 veces y con frecuencias de dibujo elevadas. Se desconocen también el modelo exacto y las arquitecturas del mencionado procesador.

¿QUÉ NECESITARÁS Y CUÁNTO COSTARÁ?

De entrada, dinero. Mayor resolución, significa más detalle, pero para apreciarlo deberás tener una pantalla que soporte ese volumen de pixeles; una pantalla 4K. Y luego de darnos un clavado rápido en Amazon, llegamos a la conclusión de que te será difícil encontrar una nueva que cueste menos de $350 USD y será de nivel básico, probablemente sin HDR.

HDR o Alto Contraste Dinámico, es la tecnología de imagen que permite a un dispositivo reproducir un rango de colores mucho más amplio y rico; blancos más luminosos y negros mucho más profundos y obscuros. Esto permite a la TV crear una imagen más parecida a como percibimos la realidad, con diversas gamas de colores, muchos matices de grises y diferentes intensidades de obscuridad.

"Scorpio está diseñada como una consola 4K; si no tienes un televisor 4K, no podrás ver el beneficio por el cual la diseñamos. Claramente puedes comprar un Scorpio, y si decides comprar un televisor 4K para aprovechar sus capacidades, obviamente la consola estará lista para ti.", aclaró el mandamás de Xbox durante la semana de E3.

Otra omisión es la gafa de realidad virtual. A mediados de 2015, ambas compañías, Xbox y Oculus VR, anunciaron un pacto que contemplaba la inclusión de un mando inalámbrico Xbox One en el paquete de Oculus Rift, así como la opción de streamear algunos títulos de Windows para que funcionaran con el periférico, aunque reproducidos como proyección en un gigantesco muro. Con ello en mente, no es descabellado pensar que Oculus Rift sea la gafa de realidad virtual oficial con la cual opere Xbox One Scorpio. De ser así, hablaríamos de un gasto adicional de $599 USD por la gafa.

Si no tienes un televisor 4K, no podrás ver el beneficio

Y finalmente, está el gasto por la consola en sí. En virtud de que se desconocen los componentes precisos, resulta difícil aventurar un precio exacto, pero a juzgar por las especificaciones, es factible ubicar a Xbox One Scorpio en el rango de una computadora de gama media, con lo cual hablaríamos de un precio que oscilaría entre $500 y $700 USD; sin embargo, durante una entrevista reciente, Spencer hizo algunas insinuaciones interesantes.

"Así que pienso que sentirán que es un producto premium, una consola premium. Nada más que eso. Así que no quisiera que la gente se preocupara por un precio del que jamás se había escuchado. No lo diseñamos de esa manera. Dicho lo anterior, el precio de entrada para el Xbox One S y los diferentes tamaños de disco duro que son una parte crítica del producto completo… cuando lo veo como una línea de producción, deben esperar un precio alineado con eso.", declaró Spencer, fiel al ambiguo estilo mercadológico, pero la clave es que no tendrá un precio del que jamás se haya escuchado. Lo peor que se ha escuchado en la historia reciente, fueron $599 USD del PS3 con memoria de 60 GB, así que es razonable pensar en una cifra que no exceda ese nivel.

Así las cosas, estaríamos hablando de unos $599 USD por la consola más $599 USD por la gafa de realidad virtual más $350 USD por tu monitor 4K para tener la experiencia Scorpio completa.

La única atenuante serán programas de intercambio donde entregues tu Xbox One viejo a cambio de un descuento en Scorpio o, lo que es igual, dinero en efectivo. Hasta hace poco, algunas tiendas estadounidenses te entregaban $100 USD en crédito de la misma cadena u $80 USD en efectivo por tu Xbox One regular, pero hoy sería natural esperar menos dinero con el arribo del Xbox One S, así que no esperes un súper descuento gracias al sacrificio de tu consola anterior.

"Intentaremos hacer pactos con nuestros socios comerciales para facilitar todavía más las cosas con programas de intercambio y cosas así.", declaró Dave McCarthy, gerente general de Servicios Xbox en julio.

JUEGOS Y COMPATIBILIDAD

Aunque Microsoft ha sido muy enfático en esto, no está de más insistir en que, la idea con Project Scorpio es ofrecer una alternativa de gama alta (en el contexto de las consolas) a los fans de Xbox One. Eso significa que todos los juegos disponibles para un modelo de la marca serán compatibles con los demás, así sean el Xbox One original, el S, Scorpio e incluso con el programa Play Anywhere. La única restricción será, por supuesto, la realidad virtual.

"Hemos dicho que no vamos a tener juegos exclusivos para Project Scorpio.", recalcó Aaron Greenberg en agosto. "Es un ecosistema, así tengas un Xbox One S o Project Scorpio, no queremos que nadie quede atrás. Ahora, con el poder y capacidades que tenemos, también ofreceremos RV de alta fidelidad."

Hemos dicho que no vamos a tener juegos exclusivos para Project Scorpio

Dicho eso, el gran problema que nosotros vemos, más allá de los inevitables costos, es el del software. No es secreto que los juegos venden consolas y, en este momento, Xbox no es la fuente de ingenio más grande de la industria. La oferta exclusiva de Microsoft se ha vuelto cada vez más predecible, con nombres como Halo y Gears of War, ocupando un lugar rutinario en la dieta, mientras que Sea of Thieves y Crackdown 3 no se antojan como el tipo de propuestas que te convencerán de gastar $599 USD adicionales, ni por su concepto ni por su presentación gráfica.

Afortunadamente, parece que Phil Spencer está consciente de ello y cuando lo cuestionaron en torno a la librería de juegos para Scorpio, respondió lo siguiente:

"El portafolio [de juegos de lanzamiento para Scorpio] marcha bien. Es fenomenal que los equipos se estén poniendo al corriente con el gaming en 4K para PC y así prepararse para Scorpio."

Faltan juegos que te persuadan de hacer el gasto
Faltan juegos que te persuadan de hacer el gasto

¿CUÁNDO?

Si, como muchos de nosotros, estás obsesionado con tener lo mejor de lo mejor, seguramente Project Scorpio es más un motivo de angustia que una buena noticia porque, si algo queda claro con lo hasta ahora revelado, es que las cosas se pondrán realmente muy costosas, pero falta más de un año para eso. De acuerdo con el trailer oficial, la ventana de lanzamiento se ubica durante la Navidad de 2017. Tiempo suficiente para planear, pero sobre todo, para analizar si conviene hacer un gasto tan agudo, ya sea por los juegos, por la realidad virtual o por el costo, sea cuando sea que estos datos queden perfectamente definidos.

Por lo pronto, Xbox One Scorpio se perfila como una consola realmente poderosa y si no tienes una plataforma dedicada a juegos en tu casa o una PC de gama media/alta, quizá valga la pena esperar.

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo (28)

 
 
  • Mejores

  • Nuevos