Pop Team Epic: Una oda a la parodia, lo extraño y la calidad

Como ser políticamente incorrecto de la mejor manera


La escena del anime nos tiene acostumbrados a varias cosas. Acción, tetas, desnudos gratuitos, historias conmovedoras, comedia, etc. Sin embargo, todas las series mantienen un esquema, una estrategia, un formato que rara vez se rompe con tal de llegar al público y no confundirlo, para mantenerlos atados. Pop Team Epic toma todo eso y lo manda a la mierda de la mejor manera posible.

Pop Team Epic es un manga surrealista proveniente de la mente de Bkub Okawa, el que partió el 2014, y trata sobre Popuko y Pipimi en las situaciones más mundanas posibles exageradas al 13.000%, incluso con historias que sencillamente no tienen sentido. Solo con cuatro paneles logró captar la atención del público japonés, y, en una movida sumamente extraña, se decidió adaptar a un anime para televisión.

Coproducido entre Francia y Japón, Pop Team Epic es mejor descrito para la audiencia occidental como una suerte de Mad TV o Robot Chicken, con varios gags y escenas cómicas sin conexión entre sí, las cuales buscan sacarte una sonrisa principalmente en base a humor absurdo.

Dicha sencillez en la entrega de contenidos y lo increíblemente estúpido que todo luce y es, ha resonado con fuerza entre el público, tanto oriental como occidental, donde no tienen miedo de burlarse y/o referenciar a múltiples series animadas, videojuegos y tendencias actuales. Incluso se burlan de las emisiones y repeticiones del anime, simplemente repitiendo el episodio inmediatamente una vez que termina, con leves modificaciones y cambiando a los actores de voz.

Una curiosa producción

Uno de los elementos más destacables de Pop Team Epic es su nivel de producción, pues para ser netamente una serie que técnicamente dura 10 minutos, los niveles a los que llega son simplemente ridículos, en todos los sentidos de la palabra.

En un momento tenemos una detallada y clara animación, y de un momento a otro pareciera que vemos el trabajo inicial de un animador partiendo en Flash, cambios que se realizan a propósito y obtienen el efecto deseado, como sucede con los segmentos de Bob Team Epic.

En el otro extremo tenemos lo absolutamente producido, donde uno se pregunta cómo están dispuestos a desperdiciar tanto talento en una mera broma. Solo basta darle un vistazo al opening de Hoshiiro Girldrop, una historia totalmente ficticia que derrocha talento, donde una adolescente debe tener una doble vida como estudiante e ídola pop, en una serie que morimos por ver, pero nunca ocurrirá, ya que originalmente nació del manga original como una broma a sus lectores.

La serie no se conforma con solo tener a grandes personas trabajando en ella, creando segmentos de canciones que no tienen coherencia ni contexto, esto animado con marionetas en stop-motion, en lo que debió ser un trabajo de meses solo para tener un segmento random en la serie. Amamos esto, amamos con locura los extremos a los cuales están dispuestos a llegar solo con tal de producir un momento de 2 minutos que todo el mundo olvidará en una semana y muestra la enorme pasión y dedicación tras la gente creando Pop Team Epic.

No tomarse en serio. Al extremo.

La serie es sin duda toda una delicia para los fans de los videojuegos y el anime. Solo en el primer episodio referenciaron a Chrono Trigger, Your Name, Skyrim, Kemono Friends, Pokémon, Totoro y otros, mostrando que realmente conocen a su público, respetando su inteligencia, pero también jugando coquetamente con ella, engañándola no de una manera maliciosa, después de todo, todos los que están viendo la serie saben de antemano a que se están enfrentando.

Es ese libertinaje, esa mentalidad de no tomarse en serio y simplemente mandar todo lo convencional a la mierda y más allá es lo que hace de Pop Team Epic un deleite como serie animada, la cual también decide ignorar los diseños estándar de personajes para ofrecer caricaturas que realmente congenian con lo que se busca transmitir.

Pop Team Epic no tiene mensajes, no tiene historia, nada que podría resonar con el público a largo plazo. Solo te ofrece una de las mejores comedias en los últimos tiempos en el anime, una a la cual no le importa nada, ni siquiera le importa si te ríes o lo disfrutas, solo busca hacer lo que se le dé la reverenda gana, y eso es lo que hace tan especial.

Comedia no apta para todos

La gran magia de Pop Team Epic es el absurdo. Es una comedia como ninguna otra que simplemente hace lo que quiere, es un renegado en la industria del anime, y eso es precisamente lo que la hace tan interesante.

En el primer episodio ellos mismos bromean de como es posible que un manga de 4 cuadros pueda tener un anime en TV, y lo logran con creces utilizando todas las herramientas a su disposición, creando desde ya una serie que seguramente será de culto por los años venideros, creando docenas de memes en el proceso y siendo una absoluta favorita de la Internet.

Obviamente no todo el mundo gusta o comprende de esta clase de humor, lo cual está bien. No decimos que sea algo elitista ni nada por el estilo, pero Pop Team Epic viene a romper esquemas y convenciones establecidas por años en la escena del anime.

Hace mucho que no veíamos algo siquiera parecido emanando de Japón, siempre siendo los estadounidenses quienes prefieren este estilo, por lo que esta serie es un respiro de aire fresco en una cultura estancada de personajes atractivos y/o con historias sumamente elaboradas, las cuales no son malas, en absoluto, pero es admirable tener opciones que salgan del marco tradicional al cual nos tiene acostumbrado dicho país.

Queremos más Pop Team Epic, más series que se atrevan a salir del molde, que no tengan miedo ni les importe lo que pueda pensar la escena mainstream. Eso es lo que hace tan atractivas las estúpidas “historias” y situaciones que viven Popuko y Pipimi. Como suelen hacer las protagonistas, la serie es un enorme “dedo del medio” a todo lo convencional, y estamos felices de que existan series así, donde se demuestra que se puede ser políticamente incorrecto sin ofender a alguien en el proceso, con excelentes resultados.

Y, oh si, amamos sus openings y endings, excelente música, por cierto. Puedes ver Pop Team Epic en simulcast a través de Crunchyroll.

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo

 
 
  • Mejores

  • Nuevos