Sekiro: la experiencia de morir más de una vez

El nombre del juego es capaz de advertir más de una cosa


Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / Cobertura

Cuando me enteré de Sekiro: Shadows die Twice me pregunté como habría se ser, ¿debería esperar algo? "Es básicamente un juego de samurais, monstruos y los clásicos malos feudales... ¿Qué podría salir mal?". Pero luego vi como las críticas han caído fuertes sobre el juego e incluso se ha creado un cierto terror colectivo ante el juego, tuve la oportunidad de jugarlo y debo decir que desde los DLC de Dark Souls III que no la pasaba tan bien muriendo.

Interpretar a un Shinobi te trae una experiencia de juego que te otorga la posibilidad de hacer múltiples cosas, partiendo del hecho de que cuentas con una especie de brazo mejorado que históricamente no es muy coherente pero es un juego y eso no nos importa claramente (o no debería). Su brazo tiene ciertos ataques especiales que van son en pocas palabras lanzar shuriken, pegar con una especie de hacha y prender fuego. Todo aquello puede resultar en tanto ataques muy bonitos estéticamente -las primeras veces hice uso de ellos solo para poder apreciar como eran- y a la vez, muy efectivos.

Por ejemplo si combinas el de prender fuego y justo hay una lampara/antorcha/llama cercana vas a causarle un buen daño al rival que tendrás, incluso en más de una ocasión esto será muy óptimo de poder realizar. Pero ojo, no es que sean ataques ilimitados, tendrás que hacer uso de un poder especial para esto, ya sabes lo que dicen "toda magia tiene su precio" o como me gusta decir a mí: "todo juego que se respeta tiene una cierta dificultad en la jugabilidad que te está entregando y así no tienes todo tan fácilmente, y puedes aprender algo de la frustración."



Con detalles así tendrás más que un aprendizaje para la vida, lidiar con tales instancias en los juegos resulta muy óptimo y dentro de todo, ¿no sería muy fome acaso un juego donde tengas todo los recursos a tu alcance?

En cuanto a la historia no hay nada malo que decir, ¿predecible? No es un juego de Kojima, pero si tiene un muy buen manejo, además que hay ciertas cosas que te van a sorprender con creces, partiendo con una serpiente gigante y terminando con quizás que otro monstruo que te arrancará la vida.

Los "mini jefes" y "jefes" de cada etapa/parte/sector están muy bien diseñados y presentan un desafío digno para cualquiera. Incluso algunos si eres lo suficientemente astuto te podrás quedar sin recursos y aún así hacerles frente. La verdad es que no es juego fácil, para nada, se nota el equipo que está detrás y el conocimiento que existe sobre juegos... Qué te harán morir.

Mientras más difícil un juego es, más criticado resulta ser. En antaño por ahí cuando los cartuchos se soplaban y tenías CD's y Diskettes a disposición en diversas tiendas, los juegos que presentaban desafíos traían códigos o los podías descubrir en su defecto, te saltabas etapas, ampliabas tus recursos y tantas cosas más que te parecería inverosímil, aquello era con la intención de que pudieras probar un juego y pasarlo rápidamente cuando eras un desarrollador y sabías que el tiempo no premiaba. ¿De qué sirve éste recuerdo? Simplemente recordar que se hacía antes con los juegos más difíciles, hoy podríamos pensar que un gameplay podría ser "ese código", pues ves a alguien pasarse un juego y tomas riendas al respecto, puedes hacer eso mismo, quizás eso le quita la frustración a muchas personas, pero sin duda no debes temerle al juego, morir es algo natural de la vida, al menos en un videojuego puedes volver a comenzar desde un punto guardado (en el caso de Sekiro, unos lugares donde puedes rezar, ¿Lindo detalle no?).


Uno de los "jefes" más complicados, sin duda pondrá a prueba tu manejo del gancho
Uno de los "jefes" más complicados, sin duda pondrá a prueba tu manejo del gancho

Parece que o Forsetes e o Sath gostam bastante do Homem de Ferro

A photo posted by Level Up (@levelup) on


El arte, la música, las animaciones, son puras joyas. Tú super brazo de samurai/shinobi/ninja mejorado también tendrá un gancho y cuando te acercas a los lugares dando saltos y más saltos te convertirás en una especie de spider-man ninja (algo mejor que Batman Ninja, sin duda no fue una gran película por muy divertido que resultará el concepto), y al igual que tú buen vecino arácnido, la vista desde los saltos es ge-nial. Claro tampoco creas que será como de un rascacielos a otro, son ángulos como de un árbol a un techo o desde el suelo hasta la cima de una edificación, pero esa transición es muy bonita estéticamente. Aprovechando la instancia, tal gancho puede ser tu mejor arma y mejor salvavidas, pues en más de una ocasión deberás huir rápidamente para tomar un mejor ángulo en el momento de una pelea crucial, así como huir de una serpiente gigante en un acantilado.

Un punto negativo podría ser que en cierto momento se te vuelve repetitivo el pelear de algunas formas, pero me quedaría con lo interesante que te plantea el desafío de Sekiro: Shadows die Twice. Su nombre si bien te habla de morir dos veces, puede que superes aquello y en 10 minutos tu vida acabe unas 4 veces. Pero aún así, darle una oportunidad al juego te será muy grato por lo divertido que es finalmente lograr la gloria.



No hay calificación perfecta para nadie, pero para Sekiro la nota llega hasta el 8.5 en una escala de 10. A pesar de todo, podría resultar un poco más amigable, pero no mucho.

FromSoftware es la desarrolladora del juego y cuenta con Hidetaka Miyazaki en la dirección, sí, el responsable de Dark Souls y Bloodborne. Y sí, Activision tiene participación al momento de encargarse de publicarlo, pero del último tiempo es lo mejor que ha hecho. Podrás disfrutar Sekiro: Shadows die twice a partir del 22 de marzo en PC, PlayStation 4 y Xbox One.



Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / Cobertura

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo

 
 
  • Mejores

  • Nuevos