20 años de historia: A dos décadas del primer tarreo de Tarreo

El tiempo pasa y la historia se teje


Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / Cobertura

¿Qué son 20 años? ¿Qué importancia le puede dar uno a 20 años? Pensamos que la respuesta puede ser ambigua. Dos décadas pueden ser la vida de un joven adulto, son nada en el historia de la humanidad, etcétera. Lo cierto es que hace veinte años se marcó un precedente para esta página, que espera vivir esta misma cantidad de años de nuevo o más. Un día de 1999 se hizo el primer tarreo organizado por Tarreo, un inicio distante para quienes estamos hoy aquí.

Era en Avenida Las Condes, en un local de una automotriz de la época, Autofren se llamaba, era del papá de los originales, de los fundadores de Tarreo. Fijo hay quienes los recuerdan, al Claudio Uson (Obiwan), a Phillipe Pavez (Atila) y a Mathias Fernandez (Mr.M).



¿Cuántos fueron? ¿Unos 60? Quizás, ¿100? Difícil recordarlo, pero sí está claro que dos juegos fueron los que definieron el evento: Quake 2 y 3 con, obviamente, sus mods más populares. Capture the Flag (CTF), Instagib, Rocket Arena. Por cuatro mil pesos, tenías derecho a un puerto y 24 horas de juego. ¡Qué cara de muertos tenían algunos para cuando todo estaba ya terminando! (atención a la parte final del video que te dejamos al término de estos escritos).



Era otra época. Billetes de luca de papel, otros diseños de las botellas y latas de Coca-Cola (necesarias para quienes llegaban dispuestos a trasnocharse, ¿qué Redbulls y Monsters?), otros sabores de las papas fritas, tentempié común para los tarreos, incluso hoy en día.

Definitivamente eran otros tiempos tecnológicos. Todo era artesanal. Sin internet, todos conectados por HUB. Computadores con monitor de pecera, esas cajas enormes y pesadas. Microprocesadores Pentiums 2, a lo más, los más avanzados y con más plata, Pentiums 3, originales del mismo año. Tarjetas de video Nvidia Voodoo. 128 kB de RAM, ¡128!... ¡Kilobytes carajo!.



Si bien, esto fue solo el primer evento que respondió al interés naciente por reunir a comunidades de juego online, es como ya se dijo, marco un punto en la historia. Las juntas masivas continuaron en distintos lugares de distintos calibre de Santiago, como Casa Piedra, Estación Mapocho o Espacio Riesco. Hasta 2004, cuando el apoyo decreció y se movilizó todo definitivamente a internet, para seguir apoyando la unidad de la gente pero online. ¿Cómo olvidar ese viejo foro?

Ahora nos preocupamos de informarles de las noticias del mundo de los videojuegos, tecnología, anime, series, etcétera. Siempre desde la independencia, como el medio número uno del área de Chile y sexto de habla hispana.

En 20 años, las cosas cambian, mutan. La historia se hace.



Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / Cobertura

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo

 
 
  • Mejores

  • Nuevos