Dr. Stone: Uno de los mejores animes del último tiempo

La serie terminó el pasado viernes y veremos lo que nos dejó


Editorial: Anime / Facebook / Twitter / Cobertura

Dr. Stone es actualmente una de las jóvenes promesas de la Weekly Shonen Jump, en cuanto a manga, claro. Tanto ha sido su éxito que incluso fue premiado al mejor manga shōnen del año 2019 por el prestigioso Premio Shōgakukan (premiación organizada desde 1955 por Shōgakukan, editorial dueña de Shūeisha, creadora de la Jump). Que, como natural consecuencia del éxito de la obra de Riichiro Inagaki, la adaptación a animación no se hizo esperar. Ya fue confirmada una segunda temporada tras la conclusión de la actual, el pasado viernes 13 de diciembre tras 6 meses de transmisión y 24 episodios.

Ahora, luego de una pequeña sinopsis a continuación, te contaremos dos argumentos de porqué Dr. Stone es uno de los mejores animes del último tiempo y porqué tienes que verlo si no lo has hecho.

Pero primero, ¿de qué trata?

El argumento nos ubica en un mundo post apocalíptico, en el que toda la humanidad, según lo que vemos, se ha convertida en piedra, luego de un extraño fenómeno en que una luz verde apareció desde el horizonte y la convirtió en piedra. Los personajes principales despiertan en un mundo consumido por la naturaleza 3700 años en el futuro rodeados de estatuas humanas. Este suceso los devolvió ni más ni menos que a la edad de piedra.

Ante semejante situación, para una historia interesante, se nos proporciona un protagonista con nada más que un poder: intelecto desbordante. Senku Ishigami es una enciclopedia andante. Sus conocimientos, memoria y, sobre todo, amor por la ciencia, lo vuelven el personaje ideal para recuperar la civilización.

Como en todo shōnen, en cada capítulo se enfrenta a situaciones adversas que giran alrededor de una trama principal de fondo. Así pues, encuentra las soluciones gracias a su entendimiento de la ciencia y el trabajo en equipo. Ciencia presente en cada una de las cosas, siendo su máximo objetivo el desentrañar científicamente el misterio de la luz verde y la conversión del humano a piedra.



La ciencia presentada al estilo de un shōnen

Un detallaso que se gasta Dr. Stone se puede observar de la manera más explicita en el exclamado al final de cada episodio: ‘’Esto es una obra de ficción, pero las plantas, animales y métodos de producción descritos se basan en la realidad’’. En pocas palabras, es una obra ficticia pero que utiliza mucho de realidad en su obra. Los procesos científicos que Senku enseña capitulo tras capitulo son reales y presentados de una manera sumamente educativa.

Doctorcito piedra ofrece ciencia explicada para jovenes (o ciencia para tontos puede ser), después de todo, cabe dentro del shōnen. Cuenta con todas las características de este género: humor simple, acción, hiperbolización de las situaciones y personajes (caras exageradas, deformes para el rostro humano, etcétera), fomento del compañerismo y el buen fanservice (era que no) de personajes femeninos atractivos y exuberantes.

En resumen, cumple su objetivo principal que es la entretención y el ocio, pero que trae de la mano un valor educativo sumamente alto. En este caso, explicar la ciencia de manera divertida. Método que no es nuevo pero que definitivamente se agradece. Ante esto, me aprovecho de tomar la atribución de mencionar algunos buenos referentes, tales como la clásica serie Cosmos (tanto la de Carl Sagan, 1980, como la de Neil deGrasse Tyson, 2014) o actuales canales de Youtube como El Robot de Platón, Quantum Fracture o Vsauce.



La caída del humano y la restauración del planeta

Sin lugar a dudas, uno de los argumentos mejor utilizados es el punto de vista científico de los orígenes humanos y nuestra estadía en la Tierra. Nuestra especie logró crear y progresar tecnológicamente después de decenas de miles de años de evolución. En el anime, a la naturaleza le tomó 3700 años para eliminar prácticamente cualquier rastro de civilización, a excepción obviamente, de las estatuas de piedra y otros detalles. Los creadores se preocuparon de remarcar fuertemente este aspecto. En este sentido, se puede captar la efimeridad del humano, nuestra debilidad y pequeñez se logra sentir ante la imponencia de la naturaleza, restaurada al fin gracias a nuestra desaparición.

Ciertamente resulta shockeante ver la sanidad nuestro planeta en esta obra ficticia, sobre todo en un contexto en que el calentamiento global se nos está escapando de las manos, pero que en la vida real no tenemos una segunda oportunidad, como la de Dr. Stone.



Al final de cuentas, tras ya explicados los argumentos, definitivamente Dr. Stone es uno de los mejores anime, de a lo menos, la segunda mitad de la década y un destacado referente de su género.


¿Viste Dr. Stone?, si lo hiciste, ¿qué te pareció? ¡No olvides dejarnos tus comentarios!

Editorial: Anime / Facebook / Twitter / Cobertura

Comentarios

  • Facebook

  • Tarreo

 
 
  • Mejores

  • Nuevos