Review

Final Fantasy XIV: Heavensward

Un adecuado balance entre tradición y nuevo contenido
LEVELUP 8.5 Bueno

PROS:

Grandes zonas por explorar

Historia oscura y madura

Sistema de progresión condensado y con sustancia

Atractivo para los fans del género y la franquicia

Contenido adicional significativo

CONS:

Volar es posible únicamente en las nuevas zonas

Para disfrutar Heavensward es necesario completar todo el contenido anterior

A 2 años de su lanzamiento, Final Fantasy XIV se mantiene como uno de los MMO más saludables en el mercado, ¿la razón? Cuenta con un gran sistema de combate simple y efectivo, contenido atractivo y relevante, y lo más importante: una historia significativa y memorable. Ahora llega la nueva expansión, Heavensward, que entre otras cosas, permitirá explorar la región norte del mundo e intervenir en un conflicto milenario entre la ciudad Ishgard y los dragones.

Uno de los MMO más saludables en el mercado

Para comenzar a disfrutar el nuevo contenido es necesario haber concluido la historia principal de A Realm Reborn. Esto quiere decir que si dejaste de jugar antes del último parche tendrás algo de trabajo previo para entrar de lleno en las nuevas zonas y aventuras de la expansión. Una vez que cumples lo anterior, la progresión permanece sin muchos cambios en relación con la experiencia base del juego. Conocerás detalles de la historia a través de diálogos que sostendrás con una gran cantidad de personajes en cada rincón de las nuevas regiones, lo que significa que trabajarás para ellos, así que parte de la progresión implica cumplir muchas encomiendas, a veces eliminando monstruos y otras ayudando de formas excéntricas ―propias de un título japonés―; sin embargo, te concentrarás en la historia principal y no en tratar de resolver los asuntos de los personajes. De verdad se agradece que la historia esté condensada y no se pierda valioso tiempo en numerosas misiones alternas sin sustancia.

Al inicio podría ser tedioso cumplir las misiones, en especial durante los segmentos donde la historia requiere hablar con varios personajes, pero piensa que explorar a pie la totalidad de los mapas te permitirá utilizar una de las funciones principales del juego: volar. Esto sucede con naturalidad a la par del progreso de la historia principal, es decir, al seguir la misión principal tendrás oportunidad de desbloquear una habilidad para rastrear las corrientes sobrenaturales que después te permitirán volar. Una vez que encuentres todas y armonices con ellas, podrás volar en un mapa determinado y después repetir esto en el resto de las nuevas zonas. Lamentablemente, esta capacidad está limitada a los continentes de la expansión.

Podrás explorar los nuevos continentes en temibles dragones
Podrás explorar los nuevos continentes en temibles dragones

A diferencia de lo que vemos en títulos donde tienes que comprar un permiso y una montura para volar, en Heavensward la posibilidad de explorar los mapas por aire incentiva la exploración porque está bien implementada y ligada al progreso de la historia. Al obtener la habilidad de rastrear corrientes también adquieres una montura con dichas capacidades; es decir, volar depende únicamente de las ganas que tengas que hacerlo, no de tu estabilidad económica dentro del juego.

La expansión agrega 3 nuevas clases que se desempeñan en cada una de los roles de combate; como recordarás, en Final Fantasy XIV se llaman Jobs o trabajos. Dark Knight es un caballero fuertemente armado con una gran espada que empuña con ambas manos y está protegido con una pesada armadura; está diseñado para resistir daño y proteger a sus aliados (es el tanque). Después está el Astrologian, quien sanará las heridas de sus aliados con ayuda de fuerzas místicas y un set de cartas para superar los enfrentamientos; sobra decir que es el healer. Finalmente, el Machinist infligirá grandes cantidades de daño a distancia con artefactos, específicamente armas de fuego y torretas que deterioran a los enemigos y bonifican a los aliados. Para elegir cualquiera de los nuevos trabajos, el único requisito es ser nivel 50 y tener acceso a Ishgard. Para aprender los roles puedes visitar al maestro de la cofradía de cada clase; no necesitas cumplir requerimientos previos, como obtener cierta cantidad de niveles en alguna categoría como sucede con clases anteriores.

El estreno de la expansión recibió a muchos jugadores
El estreno de la expansión recibió a muchos jugadores

También recibimos una nueva raza, los Au Ra. Originarios de las regiones norte del mundo, cuentan con rasgos draconianos: cuernos curvos y escamas. Los varones de la raza son musculosos y altos, mientras que las hembras son esbeltas, finas y elegantes. Al crear uno es posible elegir el diseño de los cuernos así como la cantidad de escamas que adornan su rostro y el tipo de cola escamosa. También es posible elegir 1 de los 2 clanes (Xaela y Raen) que representan a la raza de la cual dependerá la apariencia final del personaje.

El parche 3.0 que representa Heavensward es apenas la punta del iceberg

Regresar a Final Fantasy XIV fue una experiencia de aprendizaje debido a que hay sorpresas para los jugadores que —como yo— abandonaron en algún momento Eorzea. Me sorprendí cuando vi un nuevo apartado parecido a un casino con minijuegos, loterías y un nuevo sistema de combate con cartas. Me impresionó la adición de viviendas y que haya pujas monetarias para adquirir una parcela de tierra para establecer un hogar y recibir beneficios. Y aunque su valor de gameplay es menor, también me parece que la posibilidad de contraer matrimonio con otro personaje tiene gran significado. Por otro lado, el servicio Eternal Bonding está limitado a quienes hayan invertido dinero real en gemas, pero independientemente, es una gran opción si eres un jugador comprometido y disfrutas todas las facetas del juego.

A pesar de que las características anteriores no son parte de Heavensward, las mencioné porque son una clara muestra del compromiso del equipo desarrollador para mantener Eorzea vigente y entretenido, lleno de oportunidades y opciones. El parche 3.0 que representa Heavensward es apenas la punta del iceberg de una rica historia y de nuevas características que podrían llegar en el futuro.

Delicada y fina
Delicada y fina

En esta ocasión me sentí mucho más cómodo al jugar con una combinación de control, teclado y ratón, gracias al sistema simplificado de comandos del juego con el que puedes controlar la rotación de habilidades del personaje sin mucho problema. Podía usar el teclado en las sesiones de juego más casual —como completar misiones de historia y exploración—, y cambiar a teclado y ratón en los dungeons para seleccionar enemigos y asistir a mis compañeros, es decir, en situaciones que requieren más habilidad. Cambiar esto es muy sencillo, sólo tenía que ingresar en el menú de personaje y oprimir un botón —en total serían 4 presiones de comandos.

Final Fantasy XIV: Heavensward es una gran experiencia que sigue los principios básicos y efectivos de la entrega principal. La historia explora conflictos milenarios llena de momentos memorables y épicos y es una excelente adición al parque temático diseñado para los fanáticos de la franquicia. Si puedes pasar por alto volar en chocobos y algunas excentricidades orientales, dentro de la esencia de Final Fantasy XIV encontrarás los fundamentos de un gran multijugador masivo.

Ravana
Ravana

¿QUÉ TE PARECIÓ Final Fantasy XIV: Heavensward

?

4 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

4 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

9.3

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

  • Facebook

  • Tarreo

 
 
  • Mejores

  • Nuevos